Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

DigitalES quiere flexibilidad en la formación para la economía digital

  • Estrategias digitales

formación_desarrollo

La asociación española para la digitalización considera necesario flexibilizar tanto la formación programada por las empresas como la formación de oferta para el sector de la economía digital y, para avanzar en este aspecto, acaba de crear una nueva comisión que cuenta con la representación de los principales sindicatos y empresas como Ericsson, Everis, Huawei, Vodafone, Orange y Telefónica.

Más sobre Transformación Digital 

Moderniza los servicios de RR.HH. y aumenta la satisfacción de tus empleados

SAP HANA Platform: despliega todo su potencial en tu negocio

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente 

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

NetOps conoce a DevOps. Estado de la automatización de red

Cómo implementar automatización DevOps y lograr una verdadera agilidad cloud

DigitalES ha impulsado la creación de una nueva comisión de la economía digital en la que participan los representantes sindicales de UGT y CCOO y en representación de la asociación miembros de las empresas Ericsson, Everis, Huawei, Vodafone, Orange y Telefónica.

La asociación quiere impulsar acuerdos con la representación de los trabajadores y con otras organizaciones empresariales en el ámbito de la formación profesional para el empleo y, por eso, Entre sus primeras medidas, se encuentra la puesta en marcha de un nuevo catálogo de formación para el sector de la economía digital, con más de 50 nuevas acciones formativas en diferentes campos demandados por las empresas, en los que no hay perfiles profesionales suficientes.

Sobre el catálogo, la directora general de DigitalES, Alicia Richart, ha dicho que tiene que ser “una herramienta y no un repositorio”, una referencia de conocimientos y capacidades que estén en el mercado y en el que participen la industria, la administración, las empresas, las universidades y las organizaciones sindicales. “El catálogo debe anticipar qué necesitamos y proponer las soluciones presentes y futuras en materia de formación profesional”, explicó.

Además, en su primera reunión se ha definido un plan de trabajo que abordará cuestiones como la digitalización del proceso de formación, la actualización del modelo de recogida de necesidades sectoriales para el empleo, la formación bajo el modelo de e-learning, acuerdos con universidades, la formación dual, etc.

El grupo de trabajo pretende construir un modelo que flexibilice tanto la formación programada por las empresas como la formación de oferta. Según Alicia Richart, “creemos que los programas de formación sectoriales de oferta deben gestionarse end to end en el seno de las estructuras paritarias para hacer frente a la aparición de las nuevas profesiones y al desajuste que existe en las empresas para buscar determinados perfiles en el mercado”, añadió Richart.