Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Talento digital: ¿qué soft skills son más importantes que el conocimiento de los trabajadores?

  • Estrategias digitales

gestion empresarial erp

Las competencias relacionadas con la sociabilidad, como la comunicación, la flexibilidad o saber trabajar en equipo, cobran fuerza en la construcción de una carrera profesional... Un 57% de los líderes empresariales las valora más que las hard skills, es decir, que los conocimientos específicos de cada empleado.

Más sobre Transformación Digital 

Moderniza los servicios de RR.HH. y aumenta la satisfacción de tus empleados

SAP HANA Platform: despliega todo su potencial en tu negocio

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente 

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

NetOps conoce a DevOps. Estado de la automatización de red

Cómo implementar automatización DevOps y lograr una verdadera agilidad cloud

Los hard skills son muy importantes pero ya no son el factor único que se tiene en cuenta. En los últimos años también han entrado en el juego las soft skills, que ya son más valoradas para un 57% de los líderes empresariales, según un estudio de LinkedIn Learning.

Ante la relevancia que están teniendo estas ‘habilidades blandas’, IMF Business School ha querido analizar su utilidad en el mercado laboral actual, en el que ha tenido un gran impacto principalmente gracias a dos factores: la entrada en las plantillas de una nueva generación de profesionales y la transformación digital.

Sobre los procesos de transformación, la escuela de negocios dice que está suponiendo una auténtica revolución en la forma de entender el trabajo y, en consecuencia, en la manera de aplicar este tipo de competencias. Por ejemplo, hoy no es raro ver empresas donde máquinas y empleados trabajan juntos, como es el caso de Amazon, donde uno de cada cinco trabajadores es un robot. La automatización ha hecho que todos los trabajos técnicos queden ocupados por máquinas, por lo que los empleados humanos deben aprovechar al máximo una soft skill que los sistemas y robots no podrán replicar: la creatividad.

Además, esto se verá más acentuado en el próximos años ya que gran parte de las compañías están empezando, a través de pilotos, a incluir la robótica y la inteligencia artificial en sus procesos.

Sobre la llegada a las empresas de la Generación Z, los nacidos entre 1995 y 2010, señalan sus expertos que, al ser nativos de Internet, son más adaptables a los cambios tecnológicos y con una capacidad mayor de autoaprendizaje, una competencia muy valorada debido a los retos que conlleva la evolución tecnológica.

“Precisamente, esto afecta especialmente a la Generación Z y también a los millennials. El auge de las redes sociales ha hecho que el 36% de estos trabajadores admitan gastar dos horas o más consultando su smartphone en horas de trabajo. Ante ello, las empresas valoran mucho más a aquellos empleados jóvenes con una gran capacidad de concentración, algo que no se puede aprender en ninguna oficina”, señala IMF Business School.

Todos estos cambios deben ser tenidos en cuenta por los equipos de selección y RR.HH.