Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Más de un tercio de las empresas europeas no conecta su estrategia digital con la de talento

  • Estrategias digitales

EY-2019-competencias digitales escasez

No alinear su estrategia digital con la de las competencias que tiene que tener su fuerza laboral le está saliendo caro a muchas empresas. De hecho, está lastrando el nivel de madurez digital de muchas compañías, según un estudio de EY. La consultora indica que solo el 17% de las compañías europeas pueden calificarse como "digitalmente maduras".

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

La escasez de talento digital está lastrando los esfuerzos en digitalización de muchas compañías europeas que tienen problemas en esta área. De hecho, un 40% de las empresas que han participado en un estudio de EY reconocen que, en el último año, les está resultando complicado reclutar personal especializado en competencias digitales.

Incluso esta cuestión les está penalizando en su nivel de madurez digital, según este informe titulado ‘Building a better working Europe’, que señala que solo el 17% de las firmas que operan en Europa puede calificarse de “digitalmente madura”, Para que una compañía adquiera esa denominación, el informe determina que debe presentar tres factores: incluir la digitalización como parte de su estrategia, tener un director digital (Chief Digital Officer, CDO) o un director de tecnología de la información (Chief Information Technology Officer, CITO) e incorporar la captación de talento como parte de su agenda de transformación digital.

El estudio de EY sostiene que las empresas “digitalmente maduras” superan en productividad a otras entidades menos preocupadas por su nivel de desarrollo digital, presentan menos rotación de personal, cuentan con un crecimiento más continuado de su nivel de ingresos e invierten más en nuevos productos y servicios. Actualmente, los sectores más expuestos a la competencia y la innovación, como el de la tecnología y el de servicios financieros, se sitúan a la vanguardia en estrategias de digitalización.

El 40% de las empresas analizadas por EY consideró complicado reclutar personal especializado en competencias digitales en el último año. En concreto, los resultados señalan que las debilidades de talento digital que más afectan a las compañías europeas se relacionan especialmente con la falta de conocimientos sobre ciberseguridad e inteligencia artificial y robótica (para el 48% de los consultados) y big data (para el 47%). También, como muestra la imagen superior, está habiendo problemas en los ámbitos de realidad virtual y aumentada, programación, movilidad y analítica, marketing digital y gestión de proyectos

En este contexto y analizando el impacto que el talento digital tiene en el desarrollo de la actividad de las compañías, el 76% de los profesionales encuestados declara que ha tenido consecuencias en la productividad y rentabilidad de los negocios de las firmas donde trabaja; mientras que el 68% reconoce que ha impactado en su capacidad de crecimiento y de inversión en nuevos productos y servicios.

La encuesta elaborada por EY también pone de manifiesto que las empresas europeas no valoran lo suficiente las consecuencias derivadas de la escasez de competencias. Para el 60% de las compañías, presentar un plan de negocios que incluya la transformación tecnológica es algo habitual, pero casi un tercio de ellas confiesa no contar con estrategias de ese tipo. Por otro lado, poco más de la mitad asegura tener un director digital (CDO) o un director de tecnología de la información (CITO) y menos de dos tercios cuentan con profesionales especializados en esta materia que ocupen puestos directivos.

Otra de las conclusiones del informe se centra en la creciente desconexión entre las estrategias de transformación digital y las estrategias de Recursos Humanos. La encuesta concluye que solo el 57% de las compañías europeas integra estrategias de talento dentro de su plan digital y tecnológico, mientras que más de un tercio de ellas no tiene en cuenta esta consideración.