Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ya es posible en España financiar las compras conversando con un chatbot

  • Estrategias digitales

CaixaBank - chatbot

CaixaBank acaba de lanzar este servicio a través de imaginBank, su banco sólo móvil. Combina tecnologías de inteligencia artificial y machine learning con big data para identificar a las personas y las operaciones que pueden acceder a la financiación.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

CaixaBank ha puesto en marcha la operativa de fraccionamiento de pago de las compras con tarjeta a través de un chatbot. Se trata de la primera aplicación del sector financiero español que facilita crédito basada en inteligencia artificial y machine learning, y una de las primeras que permiten realizar movimientos reales de fondos a través de un bot. Para su diseño, además, se ha utilizado tecnología big data, necesaria para que el bot identifique a los usuarios y las operaciones que pueden necesitar financiación.

El servicio funciona a través de Gina, el chatbot de imaginBank que se lanzó en 2017. El banco móvil ha incorporado la funcionalidad en la última versión de su aplicación para iOS y próximamente la lanzará también para Android. En total, el proceso puede iniciarse y cerrarse en menos de un minuto.

Según explica CaixaBank, hay dos posibilidades de uso. Por un lado, el servicio lo puede activar el propio cliente accediendo a Gina y pidiéndole, vía texto o vía mensaje de voz, el pago a plazos de una compra reciente. El chatbot es capaz de identificar inmediatamente cuáles de las operaciones últimamente realizadas por ese usuario pueden fraccionarse y le responde mostrándoselas en pantalla. El cliente elige para qué compra necesita el crédito y la operación se tramita automáticamente. Gina le va informando en todo momento del estado de la misma.

La segunda variante de uso es la activación del servicio por iniciativa del propio chatbot. Cuando un cliente que podría necesitar el servicio de fraccionamiento de pago se conecta a su aplicación de imaginBank, Gina le envía un mensaje para ofrecérselo.

Las operaciones que el bot valora para gestionar el servicio de fraccionamiento de pago son compras con las tarjetas de imaginBank realizadas durante la última semana y con importe a partir de 40 euros. El cliente puede elegir pagarlas en un plazo de tres, seis o nueve meses, en las mismas condiciones que si solicitara la operativa de forma convencional a través de la app.

Con la implantación de esta nueva funcionalidad en el bot, se estima que el uso del fraccionamiento de pago de imaginBank, un servicio con aproximadamente 1.200 operaciones al mes, podría crecer alrededor del 15%. El banco solo móvil de CaixaBank cuenta actualmente con 1,2 millones de clientes.