Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La revolución digital impulsa el cambio cultural de los despachos y las asesorías

  • Estrategias digitales

Colaboracion

El 90% de los despachos profesionales ha percibido un cambio cultural en su sector por la irrupción de las nuevas tecnologías, según una nueva edición del estudio "Practice of Now", que anualmente realiza Sage. En España, el dato es incluso ligeramente mayor.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

De los 3.000 despachos y asesorías de todo el mundo encuestados por Sage en todo el mundo, el 90% cree que ha habido un cambio cultural de cara a la entrada en la próxima década. El dato en España es ligeramente superior (91%), y es que sólo un 9% de los despachos y asesorías de nuestro país consideran que su sector no está afrontando ningún cambio significativo. “La irrupción de las nuevas tecnologías y la revolución digital es la impulsora de estos cambios, patentes en las nuevas prácticas de contratación, la diversificación del porfolio de servicios y una actitud receptiva a incorporar tecnologías emergentes”, señala el informe.

Pese al dato, el informe pone de relieve que los despachos de todo el mundo aun enfrentan desafíos como resultado de los cambios culturales en curso dentro del sector. 

Por un lado, cumplir con las expectativas de los clientes comienza con los empleados. De hecho, el 82% de los despachos a nivel global están considerando contratar perfiles fuera de la formación y competencias tradicionales asociadas al sector. Además, el 43% de los encuestados dice que los nuevos profesionales que se unen al Despacho lo hacen condicionados por la reputación de este en el mercado. El sector deberá incorporar profesionales con nuevas habilidades digitales y actualizar los procesos de gestión del negocio para cumplir con las expectativas de los clientes, o arriesgarse a perderlos por la fuerza de los competidores.

A medida que las habilidades digitales, la mejora en la construcción de relaciones con los clientes y la asesoría comercial se vuelven cada vez más importantes, el 62% de los encuestados coinciden en que los programas de capacitación en contabilidad de hoy no serán suficientes para competir con éxito en los próximos años. Dicha formación y habilidades deberán actualizarse para que las firmas puedan seguir el ritmo que marca el mercado a través de la innovación y la evolución de las demandas de los clientes.

Ante la escasez de talento para construir la empresa digital moderna, el informe subraya que se  “necesita es un compromiso para construir una fuerza laboral diversa”, pero es algo que no ha sido abordado. En el caso de las firmas españolas, los datos indican que solo el 30% está buscando activamente diversificar su fuerza laboral y únicamente el 28% tiene una política escrita sobre diversidad e inclusión. Incluso menos (23%) han ofrecido capacitación o han modificado las políticas o procedimientos para promover la diversidad y la inclusión (21%).

Los despachos profesionales están percibiendo los desafíos futuros y se están preparando para ello. En este sentido, el 49% de los encuestados ha examinado formalmente sus prácticas comerciales en el último año, y un 26% adicional indica que ha examinado formalmente sus prácticas comerciales en los últimos cinco años.

Por último, el 85% de los encuestados tiene claro que la profesión en su país debe acelerar el ritmo de adopción tecnológica para seguir siendo competitivos a nivel internacional, motivados por el ahorro de tiempo y aumento de la productividad que puede suponer. En Además, más de la mitad de los encuestados esperan adoptar aplicaciones relevantes de inteligencia artificial (AI) a medida que su disponibilidad y los beneficios de su uso sean más claros para el sector.