Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los robots han destruido más de 500.000 empleos industriales en España

  • Estrategias digitales

IA - industria manufacturera

UGT denuncia que el proceso de robotización está afectando negativamente al empleo. Para ello, se basa en un estudio de Oxford Economics en el que se asegura que casi dos personas pierden su empleo por cada robot que entra en la industria manufactura.

Según el informe, denominado How Robots Change the World, en tan solo 15 años la sustitución de máquinas por personas ha provocado la pérdida de 400.000 empleos netos en toda Europa, una situación que, según el sindicato, empeora en España. “En el mismo periodo analizado por Oxford Economics el sector industrial ha pasado de 3,11 millones de trabajadores en 2002 a 2,58 en 2016”, lo que supone 530.000 empleos.

La próxima década “supondrá multiplicar por cuatro la pérdida de empleo industrial acumulada desde principios de siglo en Europa, pasando de 400.000 en 2016 a 2.000.000 de empleos menos en 2030”.

Aquellos países con mercados laborales más inestables, “como es el español”, serán los que tengan que hacer frente a consecuencias más profundas. Además, se afirma que aquellos trabajadores que se vean desplazados por robots tratarán de encontrar empleo en otros sectores “que también serán duramente impactados por los procesos de automatización de tareas, lo que les llevará a una inestabilidad laboral muy dañina”.

“Esta situación, junto con la ya citada precariedad de nuestro mercado de trabajo, se conjuga con la ausencia de planes de formación y políticas activas de empleo adecuadas, lo que abocará a muchas personas a la vulnerabilidad económica, el ostracismo laboral y la pobreza”, destaca UGT, que cita a Oxford Economics a la hora de asegurar que “esta era de automatización presenta oportunidades significativas para que las empresas aumenten la productividad. Pero habrá ganadores y perdedores en el mercado laboral”.

UGT propone una batería de acciones a corto, medio y largo plazo que pasan por medidas de protección del empleo mediante la formación continua y la reforma educativa, así como medidas de redistribución de las rentas y reparto de la productividad, que genera esta discontinuidad tecnológica.