Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La experiencia del empleado pasa a primera línea de los deberes de RRHH

  • Estrategias digitales

experiencia cliente

Ya no hay excusa. El departamento de Recursos Humanos ya no es solo un administrador de nóminas. La guerra por el talento ha puesto en primera línea de las prioridades corporativas tener empleados satisfechos, con lo que la experiencia que tienen, desde la fase de recruiting hasta el final del ciclo de vida en la empresa, es clave. Ésta es una de las tendencias que se verán en RRHH en 2020, pero no la única.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Comienzos de año es un buen momento para revisar los procesos para conseguir ser más eficientes y, Meta4, especialista en soluciones para la gestión y desarrollo del capital humano ha reunido las ocho tendencias que más están impactando en el área de recursos humanos.

Según sus expertos, estos son los factores a los que hay que estar atentos y en los que deben profundizar para estar en línea con las necesidades de negocio de la empresa:

1. Experiencia del empleado: el rol de los empleados refuerza su papel protagonista dentro de las organizaciones. En este contexto, Meta4 insta a toda compañía que quiera progresar y mejorar su productividad a tener en cuenta el feedback de todos sus profesionales, escuchándolos y, posteriormente, asegurándose de que estos perciben las acciones que se llevan a cabo como resultado de sus aportaciones.

 2. Ética y control de la información: en los últimos tres años, el 75% de las organizaciones han incrementado el gasto dedicado al análisis de datos (Talent Analytics), triplicando la media de los equipos que gestionan esta área. “Esta tendencia, sumado al avance de la IA y las redes sociales, ha propiciado que cada vez sea más necesario establecer unos estándares éticos que salvaguarden la información que las empresas generan. En este sentido, el departamento de Recursos Humanos tendrá un papel fundamental en la definición de la posición ética que deben tomar las organizaciones para dar respuesta a tales cuestiones”, explica Betsy Kolkea, consultora de la compañía.

3. Nuevas habilidades para un nuevo perfil de profesional: según Heather McGowan, conferenciante y experta en capital humano, en un futuro tendremos 16 trabajos distintos en cinco sectores diferentes. Ante esta situación, la firma sostiene que se deben establecer nuevos entornos de trabajo que fomenten el aprendizaje continuo, proporcionen transparencia en las oportunidades y movimientos laborales y permitan a los empleados cambiar de una disciplina o unidad de negocio a otra, mientras aprenden de una forma diferente a la que solían hacerlo en el pasado.

4. Nuevas estrategias de aprendizaje: a pesar de que la digitalización de los entornos laborales ha logrado eliminar las tareas repetitivas de muchos trabajos, se ha ignorado que alrededor de la mitad de las oportunidades tradicionales de aprendizaje están desapareciendo con la introducción de estas nuevas tecnologías. Es necesario que los departamentos de RRHH desarrollen nuevas estrategias de aprendizaje que permitan a los empleados desarrollar las habilidades que precisan para progresar laboralmente.

5. Transparencia en el lugar de trabajo: actualmente, más del 70% de los empleados afirman que la transparencia es una cualidad que valoran mucho en sus jefes. De hecho, las compañías que lideran el camino en esta área están ofreciendo una transparencia radical, haciendo que todos los datos salariales, así como relativos al desempeño, estén disponibles. El departamento de Recursos Humanos, por tanto, debe salir de su zona de confort y preguntarse cómo pueden conocer la necesidad de transparencia que tienen sus empleados.

6. Gestión del talento: pese al aumento del gasto organizacional en lo que se refiere al desarrollo del personal administrativo, la eficacia de éste permanece sin cambios. Según Gartner, casi el 70% de las tareas administrativas actuales se automatizarán dentro de cinco años. Esto significa que, a partir de ahora, las empresas que quieran incrementar su efectividad deberían pensar con más profundidad sobre la redefinición del rol del directivo. Cuanto antes se establezca el papel que deben jugar en este nuevo entorno, antes podrán las organizaciones a llevar a cabo los procesos de contratación y desarrollo de estos nuevos talentos.

7. Entornos de trabajo colaborativos: dentro de una organización, el éxito duradero proviene de equipos efectivos y no únicamente de individuos efectivos. Según un estudio de Google llevado a cabo sobre 180 equipos, la creación de seguridad psicológica y la colaboración se posicionaron como los máximos indicadores para conseguir un alto rendimiento dentro de una organización. Cada vez más, los empleados buscan entornos de trabajo donde el fallo esté admitido, se permita el desconocimiento y se pueda preguntar y aprender.

8. Liderazgo: los líderes y los equipos de Recursos Humanos tienen un papel fundamental que desempeñar en este nuevo entorno digital marcado por el auge de las nuevas tecnologías y por las tendencias sociales y demográficas que estamos experimentando.