Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Open X, la clave del futuro de la banca: qué es y cómo llegar a este modelo

  • Estrategias digitales

acuerdo colaboracion

Los bancos tradicionales podrán desarrollarse en el mercado actual si adoptan un modelo Open X, que les podría llevar a un mayor acercamiento con las Big Tech y los nuevos actores del sector de servicios financiaros, según un nuevo informe de Capgemini y Efma. Sin embargo, el propio documento afirma que este enfoque, que va más allá de la banca abierta, es complicado de conseguir.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

El informe “World FinTech Report” asegura que el distanciamiento entre bancos tradicionales y las Big Tech y nuevos jugadores es cada vez mayor, pero que los primeros tendrán la oportunidad de desarrollarse en el mercado actual si adoptan el modelo Open X y se convierten en Inventive banks.

¿Pero qué es Open X? Según explican Capgemini y Efma, empresas que firman este trabajo, Open X es un paso más allá del enfoque basado en el cumplimiento de la banca abierta. Se trata de evolucionar, hacia un modelo integrado de intercambio (eXchange) de datos y recursos potenciado por un ciclo rápido (eXpedited) de innovación de productos que mejora de forma continua la eXperiencia del cliente.

Open X es clave para llegar a ser hacia lo que denominan un ‘Inventive Bank’, ágiles y centrados en el cliente, que son los preparados para adoptar funciones especializadas en el nuevo ecosistema abierto, con el apoyo colaborativo de los socios fintech que reúnan las condiciones idóneas y que serían los que estarían en mejor posición para competir.

El informe sugiere que hoy los bancos están teniendo problemas porque “La brecha entre lo que los clientes esperan y lo que los bancos tradicionales ofrecen es hoy mayor que nunca, pero los bancos todavía están a tiempo de ponerse al día en cada una de sus funciones para ofrecer la mejor experiencia al cliente”. Y esto lógicamente está siendo aprovechado por los nuevos actores (Big Tech y FinTech) que sí son capaces de ofrecer experiencias hiperpersonalizadas en tiempo real gracias a los datos y, en consecuencia, atraen a los clientes.

Para seguir siendo atractivos, las entidades bancarias de siempre tienen que hacer un esfuerzo para abordar este reto, además de asumir una función especializada como proveedor o agregador dentro del nuevo ecosistema abierto y, en este sentido, “es fundamental llevar a cabo una colaboración estructurada efectiva para que tengan éxito las alianzas entre bancos y fintech”.

Una realidad tozuda
Tanto los bancos como las fintech están viendo con "frustración" los flacos resultados que a día de hoy están dando sus colaboraciones. De acuerdo con el estudio, solo el 21% de los bancos afirma que sus sistemas son lo suficientemente ágiles para la colaboración y únicamente el 6% ha conseguido rentabilizar la inversión en la colaboración.

El 70% de las fintech no comparte la misma visión, en cuanto a cultura o a organización, que el banco con el que colabora, y un porcentaje superior reconoce que se siente frustrada por las barreras en los procesos de las entidades tradicionales. Con estos datos, no es de extrañar que la mitad de los directivos de fintech afirma que no ha encontrado al colaborador adecuado.