Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El turismo ante el mayor reto de su historia: tecnologías para recuperar el pulso

  • Estrategias digitales

Sector turistico-informe Minsait

Entre ser el sector más próspero de la economía español a tener que afrontar el momento más duro de su historia, solo media una crisis sanitaria mundial, con crueles ramificaciones sociales y económicas. Minsait analiza la situación del sector turístico en un estudio que repasa las tecnologías que pueden ser palanca para su recuperación.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa?Webinar

España Digital 2025 Leer 

El sector de Viajes y Turismo ha sido el más afectado por el coronavirus y se enfrenta a una etapa tremendamente complicada, con una recesión económica mundial y una gran incertidumbre ante rebrotes y posibles confinamientos. En nuevo informe de Minsait, se estima que, muy posiblemente, no sea hasta el primer o segundo trimestre de 2021 cuando se reactive su recuperación, supeditada a que no se sucedan nuevos brotes.

En la reconstrucción y regreso a su posición de tractor económico global, según sostiene el informe, la digitalización se convertirá en su gran aliado. “las soluciones tecnológicas de vanguardia van a suponer para las empresas turísticas, que ya lideraban la transformación digital, la diferencia entre evolucionar a pesar del virus o desaparecer en el contexto que este ha motivado”, asegura el informe de la compañía de Indra.

Situación compleja y viaje a un nuevo escenario
Si en un primer momento cesaron las operaciones, con las consiguientes pérdidas, ya en el corto plazo se han percibido cambios estructurales en los viajes, con restricciones operativas que disminuyen significativamente los ingresos. Por ejemplo, el documento constata que en el sector de aerolíneas se constata una caída de precios inicial y un aumento de precios a medio plazo motivado por la eliminación de oferta y reducción de la utilización de tarifas más rentables. 

También en los hoteles, aunque se ha producido una apertura progresiva en función de las políticas de desescalada, las restricciones operativas de aforo han disminuido significativamente los ingresos y han crecido los costes debido a las adaptaciones de infraestructuras, procesos y servicios que se han de realizar para cumplir las recomendaciones de las autoridades sanitarias de cada destino.

La vuelta a la normalidad ha hecho evidente la necesidad de establecer protocolos que cumplan con las normativas sanitarias y sobre todo que transmitan confianza al viajero. Junto a ello, hay nuevas medidas para reaccionar ante los efectos del coronavirus que han llegado para quedarse y que supondrán el refuerzo del proceso de transformación digital que ya estaba en curso. Así, entre otras variables, se ha consolidado el teletrabajo; se han incrementado las soluciones autoservicio y de distanciamiento; se han potenciado el negocio online y los canales digitales; ha tomado relevancia la gestión del Big Data y la innovación en nuevos productos, así como la necesidad de ser extremadamente flexibles a la demanda de los clientes. Un nuevo escenario, mantiene Minsait, en el que “la tecnología juega un papel crucial como impulsor y acelerador de la recuperación, ayudando a la industria del viaje y el turismo a resurgir más resiliente, más sostenible y más digital que nunca”. 

Tecnologías para ayudar a volver a la rentabilidad
El informe establece como claves una serie de iniciativas:

•    Las propuestas basadas en Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático para la comunicación asistida con el cliente.
•    Plataformas de Internet of Things (IoT), como un factor de transformación en la personalización de la experiencia del cliente para los próximos años, algo que será clave para aumentar su fidelización.
•    Proyectos que garanticen la continuidad del negocio y agilicen la respuesta a la demanda, como las migraciones a plataformas cloud, e inversiones en ciberseguridad, tanto en el ámbito informacional como de operaciones.
•    Innovación en tecnología financiera y los métodos de pago alternativos.
•    Blockchain como herramienta para la identificación de viajeros en el aeropuerto, para garantizar la transparencia en la opinión de los turistas o los pagos fáciles y seguros.
•    RPA o soluciones de hiperautomatización que permitan automatizar procesos y reducir costes operativos, algo imprescindible en un entorno donde las tarifas pueden sufrir una bajada considerable.

Para los autores, el Covid-19 no ha supuesto en sí una necesidad por revolucionar la digitalización en las empresas turísticas y de viajes. De hecho, el sector ya lideraba la transformación digital y muchos de los grandes grupos ya estaban invirtiendo para adaptar sus sistemas a la entrada de los nativos digitales y a las nuevas formas de relacionarse con los clientes, más cercanas y en tiempo real.” Sin embargo, la propagación global del virus, el cese de la actividad y el confinamiento han provocado un escenario de incertidumbre e inactividad que ha lastrado las previsiones de todos los sectores, especialmente el turístico, donde sus efectos han sido aún mayores”, apunta el documento.