Estos serán los retos de la banca en 2021 y las tecnologías que les ayudarán a superarlos

  • Estrategias digitales

banca servicios digital

Los tres principales desafíos de la banca durante los próximos meses serán mejorar la rentabilidad, asegurar el valor y el desarrollo eficiente de las fusiones y hacer frente a la competencia de las fintech y big tech, según un informe de la tecnológica española Orizon. El documento sostiene que su superación vendrá por la capacidad las entidades a la hora de sacar valor de las soluciones de TI como la inteligencia artificial.

Recomendados: 

Arquitecturas de Seguridad, ¿qué ventajas ofrecen? Webinar

Creación de aplicaciones seguras: recomendaciones para los servicios financieros Leer

Según este análisis, la banca tiene tres retos por delante a lo largo de 2021. En primer lugar, la mejora de la rentabilidad, actualmente muy mermada por tipos de interés muy bajos que reducen los márgenes de intermediación y por la necesidad de mejora de la solvencia de las entidades financieras, un ejercicio en el que la banca española se encuentra por detrás de la europea. Respecto al segundo, y según el informe de Orizon, la banca ha de asegurar el valor y el desarrollo eficiente de las fusiones, que es de facto la asignatura esencial post-Covid para el sector financiero español.

El tercero, que se intensificará en 2021, se encuentra en la doble competencia de las big tech (Amazon, Apple, Google, Facebook y Microsoft), menos sometidas a regulaciones estrictas; y las fintech, que han impuesto nuevos modelos de banca y de relación con el cliente. En ambos casos, Orizon entiende que la clave se encuentra en el establecimiento de patrones de colaboración, ligados en buena medida a la gestión del dato.

Su superación, de acuerdo con la firma, “no vendrá por el control de los costes, sino por el lado de la tecnología y la capacidad de las entidades para extraer todo su valor de ella”. En este sentido, el estudio subraya que la supremacía del dato, el ascenso de la Inteligencia Artificial (IA) y la optimización de arquitecturas y modelos de computación, son las tres tendencias tecnológicas fundamentales que marcarán el año 2021 en el sector de la banca.

Además, identifica el rendimiento del software como el elemento esencial para dar respuesta a los retos de negocio que afrontan las entidades financieras. Sobre este último punto señala que solo un enfoque en el rendimiento puede asegurar el funcionamiento óptimo de la heterogeneidad de tecnologías en múltiples entornos de prestación, desde on-premise hasta cloud, que dan soporte al negocio financiero. Igualmente, el informe apunta que es la clave para incrementar los niveles de eficiencia tecnológica de todos sus servicios, más aún teniendo en cuenta que los datos y su gestión adecuada mediante un uso cada vez más intensivo de inteligencia artificial van a ser claves en el entorno financiero el año próximo.