El mercado de smartphones iniciará la recuperación en 2021

  • Movilidad

Usuario con smartphone

Según los datos de IDC, el mercado mundial de smartphones experimentará un descenso cercano al 10% este año, pero se recuperará pronto. La firma de análisis cree que el impulso de 5G revitalizará las ventas en 2021 y se recuperará completamente en 2022.

Las ventas globales de teléfonos inteligentes se este año situarán en los 1.200 millones de unidades, cifra que representa una caída del 9,5%, según IDC.

Sus expertos explican que, si bien el segundo trimestre de 2020 arrojó cifras ligeramente mejores de lo que se esperaba, el mercado aún estaba un 17% por debajo de los resultados de ventas de 2019, un claro signo de las preocupaciones económicas. Sin embargo, esperan que se recupere con rapidez. Así, para 2021, crecerá un 9%, aunque ese crecimiento solo llevará al mercado a los ratios previos a la crisis, y será en 2022 cuando se producirá la recuperación real, con los volúmenes de teléfonos inteligentes vendidos en cifras en los niveles previos a la irrupción del coronavirus.

Que se retome pronto la senda del crecimiento tiene dos bases: por un lado, los smartphones son dispositivos utilizados por la mayor parte de la población mundial y, por otra, el empuje de 5G. La quinta generación de tecnología móvil sigue siendo una prioridad para los fabricantes de dispositivos a pesar de la pandemia y la falta de demanda. Es cierto, según IDC, que muchos proveedores han recortado sus planes de producción para adaptarse al recorte de las ventas, pero éstos se han centrado en su oferta 4G.

Para finales de año, se verá una tendencia de bajada de terminales 4G en las tiendas, frente a los dispositivos 5G. Ahora bien, los analistas de la consultora reconocen que la demanda de teléfonos 5G es todavía baja y, con la situación económica mundial, va a aumentar la presión para que bajen tanto los precios del hardware como las tarifas de los servicios asociados. En este sentido, pronostican que los precios medios de venta de smartphones 5G caerán en 2020 y en los siguientes años, situándose en torno a  495 dólares (416 euros), lo que eliminaría una de las preocupaciones de los consumidores y haría que estos dispositivos capturasen ese año el 50% del mercado global.