Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La ciudad (inteligente) sí es para mí

  • Opinión

smart cities

En esta edición del Mobile World Congress hemos podido ver cómo serán las ciudades en las que viviremos. Y es que las smart cities ya están aquí.

La visión del MWC 2019. Bárbara Madariaga

Preparados para la era de la inteligencia artificial, ¿o no?

Rendidos a 5G

Y el Mobile World Congress comenzó 

Qué esperar del Mobile World Congress

¿Quién no ha oído hablar alguna vez de las Smart Cities? Y, sobre todo, ¿quién no ha escuchado alguna vez a su ayuntamiento explicar que su ciudad es ya, o va camino de ser, inteligente? La mayoría de nosotros, independientemente de donde seamos, hemos escuchado en más de una ocasión cómo la tecnología va a mejorar la gestión de nuestras ciudades y, en esta edición del Mobile World Congress, no podían faltar los organismos y compañías que trabajan duro para hacer, de la nuestra, una ciudad inteligente.

Y es que el reto no es “poca cosa”. Según las previsiones de la ONU, en 2025 el 70% de la población mundial vivirá en ciudades. Para que se hagan una idea de la magnitud, dentro de seis años seremos unos 8.100 millones de personas en este mundo, lo que supone que 5.670 millones viviremos en los cerca de dos millones de ciudades de más de 100.000 habitantes que existen. ¡Ahí es nada!

Obviamente, para evitar que vivamos como en Fraggel Rock, todos hacinados en espacios reducidos y lúgubres y rodeados de basura, las ciudades tienen que invertir para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, reducir el coste energético y el impacto medioambiental.

Es cierto que gestionar una ciudad como Tokio, con cerca de 40 millones de habitantes, conlleva más retos que gestionar, por ejemplo, Gijón, con poco menos de 300.000, pero, no nos engañemos, las necesidades de sus ciudadanos son las mismas. Todos queremos vivir en urbes seguras, en las que podamos ganar tiempo en los desplazamientos, que reduzcan a la mínima expresión los niveles de contaminación y que gestionen de la manera más eficiente posible sus recursos energéticos. En resumen, todos queremos vivir en ciudades sostenibles y saludables que mejoren nuestra existencia y nos permita disfrutar de nuestra vida laboral y personal.

Y, precisamente, eso es lo que hemos visto esta semana en Barcelona. Sistemas de gestión de tráfico, de emergencias, controles de seguridad, nuevos modelos de transporte, gestión unificada de las ciudades, nuevos servicios para los ciudadanos… Vamos, lo que se supone que es una ciudad inteligente y que, cómo no, están basadas en las dos grandes tendencias que han reinado en esta edición del Mobile World Congress: 5G y la inteligencia artificial.

¡Bienvenidos a las ciudades del futuro!

Bárbara Madariaga