Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Factores que van a impulsar los sistemas corporativos de vigilancia

  • Seguridad

smartphone vigilancia seguridad

La videovigilancia empresarial generará 12.000 millones de dólares en cinco años. El mercado está en plena transición hacia cámaras IP con una propuesta mucho más sólida, ya que los proveedores de estos sistemas han entendido la propuesta de valor que pueden aportar al usuario la transformación digital, entre ellos los modelos de Videovigilancia como Servicio.

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

La transición desde sistemas analógicos a cámaras IP que permiten ofrecer una propuesta de valor más sólida, con capacidades analíticas en la oferta, va a impulsar el crecimiento de este mercado, tanto en número de conexiones de cámaras dedicadas a la vigilancia empresarial (348 millones en 2023) como en ingresos, 12.000 millones de dólares. Son datos de ABI Research sobre la evolución que va a experimentar este mercado en los próximos cinco años.

El éxito de Internet de las Cosas dependerá en gran medida de la capacidad de los proveedores de crear soluciones muy especializadas con casos de uso bien definidos y que estén respaldados por la demanda del mercado. Y esto es lo que está sucediendo en el mercado de la videovigilancia empresarial, con más claridad que en otros segmentos, según el analista de la consultora Ryan Harbison ya que, en su opinión, los proveedores entienden el valor que la transformación digital puede aportar a la experiencia del usuario final y se han centrado en la creación de soluciones completas que lo incluyen todo, desde los componentes del dispositivo hasta servicios profesionales y de analítica, incorporados en modelos de videovigilancia como servicio (VSaaS).

Este modelo ha surgido en buena parte por la necesidad de encontrar nuevas vías de ingresos, ya que los precios de los fabricantes chinos, como Hikvision y Dahua, estaban llevando a la reducción de los márgenes en las ventas de hardware.

Además, son muchos los proveedores que fueron conscientes del valor sustancial que se podía ofrecer mediante la integración de los equipos de videovigilancia con otros sistemas, como los de control de acceso o con las alarmas de intrusión y, ahora, Dell EMC, Pelco y Genetec ofrecen servicios profesionales para integrar los sistemas, instalar los dispositivos y proporcionar soluciones personalizadas para usuarios finales. Estos servicios son críticos en todas las implementaciones y, como resultado, los servicios profesionales de videovigilancia generarán unos ingresos mundiales de 10.000 millones en 2023.

Repara también la firma en que en Estados Unidos habrá oportunidades adicionales para los proveedores no chinos porque el gobierno estadounidense ha prohibido los equipos de fabricantes chinos.