Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La informática cuántica exigirá otro tipo de seguridad: IBM presenta sus avances en encriptación

  • Seguridad

seguridad cifrado

La informática cuántica supondrá una importante evolución y también desafíos. Uno de ellos es la ciberseguridad porque prácticamente todas las comunicaciones en Internet serán inseguras. Científicos de IBM trabajan en soluciones de encriptación para los futuros entornos de computación

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

El informe Quantum Computing Technologies & Global Market, 2017-2024, de Homeland Security Research Corp. 2017, prevé que el mercado mundial de la computación cuántica suponga más de 10.000 millones de dólares para 2024. Cuando llegue el ordenador cuántico, sin duda, seremos capaces de resolver problemas hasta ahora irresolubles con la capacidad de procesamiento de la computación clásica, pero antes habrá que solventar retos en materia de ciberseguridad porque prácticamente todas las comunicaciones en Internet se volverían inseguras.

Por eso, los científicos de IBM Research están trabajando en dos soluciones de cifrado resistentes ante las posibles amenazas de seguridad que pueda plantear la computación cuántica universal: la encriptación homomórfica y la encriptación basada en “celosías”.

Cifrado homomórfico
Hasta ahora, la criptografía para mantener la información en secreto o en privado mientras se transfería o almacenaba, pero nunca mientras se utiliza. Para conseguirlo, IBM ha mejorado una tecnología que inventó hace una década, llamada Encriptación Homomórfica (EH), pero que era demasiado lenta para el uso diario.

Sus científicos están “superando esta barrera gracias a avances algorítmicos y de hardware”, dice. Los sistemas tradicionales de cifrado encriptan los datos en tránsito y en reposo, pero se descifran mientras están en uso. Este proceso facilita a los piratas informáticos la oportunidad de robar archivos no cifrados mientras se están utilizando, su estado más vulnerable. El encriptado homomórfico evita que los datos nunca estén desencriptados a la vez que permite su manipulación por las personas autorizadas.

Además, su combinación con otras herramientas permite restringir selectivamente el descifrado, de modo que las personas sólo puedan ver las partes estrictamente necesarias de un archivo para poder realizar su trabajo en concreto.

Cifrado en celosías
Este tipo de encriptación, según explica la compañía, oculta datos dentro de problemas matemáticos complejos sobre estructuras algebraicas llamadas celosías. Los criptógrafos pueden aplicar esta complejidad para proteger la información, incluso cuando las computadoras cuánticas sean lo suficientemente fuertes como para descifrar las técnicas de cifrado actuales.