Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cómo lograr que la ciberseguridad deje de ser un desafío en la era digital

  • Seguridad

banca-ciberseguridad

Las empresas dependen de Internet para operar modelos de negocio complejos que hay que proteger de los ataques informáticos. La tecnología, un modelo de confianza digital y la colaboración serán claves para evitar pérdidas de ingresos por problemas relacionados por la ciberseguridad.

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

Ayer recogíamos las principales conclusiones del informe de Accenture “Securing the Digital Economy: Reinventig the Internet for Trust”, a las que se ha llegado a partir de una encuesta a más de 1.700 CEO y altos ejecutivos de todo el mundo. En este trabajo se pone en evidencia que las organizaciones dependen hoy de modelos de negocio basados en Internet que sobrepasan su capacidad de introducir medidas de protección adecuadas para resguardar sus principales activos.

Ante esta situación, el documento www.accenture.com/ReinventTheInternet concluye que resolver el reto de la seguridad de Internet pasa por activar tres acciones para mejorar la seguridad de Internet:

-Gobernanza: unir fuerzas con otras compañías y gobernar de manera global, sumando esfuerzos con otros ejecutivos, líderes de gobierno y reguladores para entender mejor cómo prevenir nuevos ataques.

- Arquitectura de negocio: es necesario conectar y proteger a través de un modelo de confianza digital, que incluya no solo a las compañías, incluyendo su ecosistema de socios y las cadenas de suministros.

- Tecnología: se tienen que adoptar las nuevas tecnologías, dominar la seguridad de IoT y prepararse para un desafío significativo. Asegurarse de que tanto el software de seguridad como las actualizaciones de sus funciones son incorporadas a móviles y dispositivos de IoT desde la fase de diseño inicial.