Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La confianza de las empresas en la seguridad de Internet disminuye: datos, razones y costes

  • Seguridad

IoT ciberseguridad

Las organizaciones dependen cada día más de Internet como parte fundamental de la economía digital, pero la confianza en su seguridad es cada vez menor. Casi 7 de cada 10 ejecutivos piensa que, a medida que aumenta esa dependencia de la Red, lo hacen también sus riesgos. Un estudio de Accenture cifra en 5,2 billones de dólares los costes adicionales y las pérdidas de ingresos para las empresas en los próximos cinco años como consecuencia de los ciberataques.

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

Las organizaciones dependen hoy de modelos de negocio basados en Internet que sobrepasan su capacidad de introducir medidas de protección adecuadas para resguardar sus principales activos, y eso ha quedado patente en el informe de Accenture “Securing the Digital Economy: Reinventig the Internet for Trust”, realizado a través de una encuesta a más de 1.700 CEO y altos ejecutivos de todo el mundo.

Que Internet es clave en el crecimiento de las compañías es bastante obvio y así lo reconocen el 90% de los directivos encuestados, que ligan la evolución del negocio a las iniciativas digitales y, además, la dependencia va en aumento. El problema radica en que el 79% de los encuestados cree que los avances en tecnología digital se verán obstaculizados, a no ser que haya una mejora drástica de la seguridad de Internet, y que el 59% afirma que Internet es cada vez más inestable en cuestiones de seguridad y no sabe cómo reaccionar.

En este sentido, la rápida aparición de nuevas tecnologías está generando desafíos adicionales. El 78% de los encuestados admite que su organización está adoptando nuevas tecnologías emergentes más rápido de lo que puede abordar los problemas de ciberseguridad que traen consigo, y el 76% apunta que ha habido problemas de ciberseguridad que se han escapado a su control por culpa de nuevas tecnologías como Internet de las cosas (IoT) y su equivalente industrial (IIoT). Además, el 79% comenta que cada vez es más difícil proteger sus compañías con respecto a terceros, lo cual no es sorprendente teniendo en cuenta los inmensos ecosistemas de Internet de hoy en día.

El estudio resalta que el cibercrimen plantea una serie de retos que pueden amenazar las operaciones, la innovación y el crecimiento de las compañías, así como la expansión de nuevos productos y servicios; todo ello puede llegar a costar billones de dólares en ingresos perdidos. En concreto, según Accenture, podríamos estar hablando de 5,2 billones de dólares.

Así las cosas, el 75% afirma que los desafíos de ciberseguridad requerirán un esfuerzo grupal organizado, ya que ninguna organización puede abordar estos retos por su cuenta. Con una seria preocupación acerca de la seguridad de Internet, el 56% de los ejecutivos daría la bienvenida a unas regulaciones de negocio más estrictas, impuestas por una organización central u órgano de gobierno.

Datos locales
Las empresas nunca han dependido tanto de lo digital y de Internet para crecer. En España, hace 10 años, el 27% de las empresas (23% a nivel global) dependía de Internet para sus operaciones comerciales. Ahora son el 100%. Además, el 90% de los líderes empresariales en nuestro país dice que una economía digital de confianza es fundamental para impulsar el crecimiento futuro de su organización.

Sin embargo, la rápida aparición de nuevas tecnologías está generando desafíos adicionales que afectan a la confianza. El 75% de las organizaciones en España (68% a nivel global) dice que su dependencia de Internet está creciendo y los riesgos de ciberseguridad también, y solo el 42% (30% global) tiene mucha confianza en la seguridad de Internet, cifra que se estima que disminuya al 27% en los próximos cinco años.

Por último, los CEO se encuentran ante un punto de inflexión fundamental para restaurar la confianza digital. El 56% de los consultados en España (75% a nivel global) dice que los desafíos de la ciberseguridad requerirán un esfuerzo grupal organizado.