Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de sensores de huella dactilar resiste en envite del reconocimiento facial

  • Seguridad

Huella digital seguridad

Las ventas de sensores de huella dactilar crecerán por encima del 10% y generarán unos ingresos de 1.260 millones de dólares en 2019, pese a la buena evolución y aceptación que están teniendo los sistemas de reconocimiento fácil.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Proveedores de smartphones como Apple, Samsung, Huawei, Xiaomi y LG están impulsando el uso de aplicaciones de reconocimiento facial en electrónica de consumo, que experimentarán crecimientos mucho mayores, del 26,9%, hasta 2024.

Sin embargo, los sistemas de identificación por huellas dactilares siguen resistiendo. De hecho, las estimaciones de ABI Research son que las ventas de sensores de huella digital alcancen, a finales de 2019, los 1.250 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 10,3% con respecto a los datos de 2017.

Sin duda, el sector introducirá importantes innovaciones en este ámbito en los próximos años. Entre ellas el sensor de huella digital ‘invisible’ para los teléfonos inteligentes, que permitirá un reconocimiento del iris mucho más preciso. Sin embargo, según ABI Research, las tarjetas de pago con biometría de huella dactilar embebida sufrirán retrasos.

Al respecto, según sus expertos, se han visto grandes avances e innovaciones en estos sistemas durante los últimos tres años y se ha avanzado en conformidad normativa para cumplir con las especificaciones EMV. “Aunque la mayoría de la tecnología que lo soporta ha alcanzado una masa crítica, hay todavía unos cuanto problemas operacionales y de precio que mantienen los proyectos en fase piloto”, explica Dimitrios Pavlakis, analista de ABI.

Sin embargo, compañías de medios de pago como MasterCard y Visa, y proveedores líderes como Gemalto, IDEMIA y FPC, junto con nuevos entrantes como IDEX, NEXT Biometrics, Zwipe y Smartmatic están trabajando en ello y liderando la evolución de la biometría del futuro, por lo que es factible que los sensores de huella dactilar llegue a las tarjetas y experimenten un crecimiento significativo de 2021 en adelante.

El sector del automóvil también está preparado para incorporar aplicaciones biométricas, si bien cuando aumentará su uso será en torno a 2024. Según la consultora, se combinarán distintas modalidades de biometría (de voz, fácil, de huella dactilar e iris) con ADAS, los sistemas avanzados de asistencia al conductor, para ofrecer mayor personalización al usuario.