Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Casi dos tercios de los profesionales de ciberseguridad se plantean dejar su puesto

  • Seguridad

directivo empresa

Casi la mitad de los responsables europeos de ciberseguridad cree que sus equipos están fallando en la carrera de las habilidades técnicas contra los delincuentes informáticos. Esto supone una mayor presión sobre una profesión ya de por sí sobrecargada, y ha llevado a que el 64% de los profesionales de esta área se plantee dejar su puesto de trabajo o incluso abandonar la industria por completo.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Las deficiencias en cualificación presionan cada vez más al personal técnico y suponen una amenaza para la seguridad de las empresas, según un estudio de Symantec. Y es que nada menos que el 48% de los responsables de ciberseguridad europeos opinan que Las empresas pierden terreno frente a los ciberdelincuentes en la batalla de las habilidades técnicas, y esto no hace sino hacer crecer la presión sobre los profesionales. Un 64% se plantea abandonar su puesto y un 63% el sector.

La investigación “Alerta máxima” ha sido llevada a cabo por Symantec, en colaboración con el doctor Chris Brauer y su equipo en Goldsmiths, Universidad de Londres, tras entrevistar a 3.045 responsables de la toma de decisiones en ciberseguridad de Francia, Alemania y Reino Unido.

Las conclusiones revelan una grave situación que puede ir a peor, antes de mejorar, como un círculo vicioso de sobrecarga y estrés que está dañando el desarrollo de destrezas profesionales y la toma de decisiones en el ámbito de la seguridad. El 44% de los profesionales de ciberseguridad asegura que sus equipos carecen de las habilidades necesarias para combatir las amenazas a las que se enfrentan sus organizaciones, y un 37% asegura que simplemente no son capaces de gestionar la magnitud de la carga de trabajo actual.

Los equipos de ciberseguridad luchan por seguir el ritmo a los atacantes y la velocidad de los cambios tecnológicos continúa acelerándose, y en paralelo, según el estudio,  la falta de talento en ciberseguridad seguirá creciendo, mientras las defensas de las organizaciones son cada vez más débiles.

Así, el 46% de los profesionales de ciberseguridad asegura que sus equipos están demasiado ocupados para estar al día en el desarrollo de las habilidades necesarias, y el 45% señala que los cambios tecnológicos están produciéndose demasiado rápido para que tanto ellos como sus equipos puedan adaptarse.

Además, casi la mitad (49%) afirma que los atacantes cuentan ahora con recursos “sin precedentes” y reciben el apoyo de actores “con malas intenciones”, como los hackers financiados por el crimen organizado y determinados gobiernos.