Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Buenas prácticas para evitar riesgos y mejorar la seguridad de los datos

  • Seguridad

Candado

La ciberseguridad se ha convertido en todo un desafío. Actualizar todos los programas, hacer copias de seguridad, informar cuando se produce un fallo de seguridad, cifrar la información y emplear dispositivos seguros son cinco medidas que contribuyen a proteger los datos empresariales. Repasamos cada una de ellas.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Los expertos de Kingston han reunido cinco hábitos que ayudan a mantener los datos corporativos a salvo, en un momento en el que las ciberamenazas han aumentado su número y severidad:

- Actualizar todos los programas: los sistemas y aplicaciones con uso corporativo deben contar con todas las actualizaciones disponibles y con cada uno de los parches de seguridad que facilitan los fabricantes, ya que de no hacerlo se deja abierta una puerta de entrada al sistema. Dichas actualizaciones hay que realizarlas de una manera regular.

- Realizar copias de seguridad: las empresas y empleados cada vez almacenan más información, por lo que es crucial proteger todos estos datos. Realizar copias de seguridad debe ser una rutina diaria para todos los trabajadores ya que, ante cualquier eventualidad como un ataque informático, un fallo del propio dispositivo o un error de borrado, permite mantener a salvo los datos corporativos.

- Informar de incidentes o problemas de seguridad: cuidar de los equipos y estar alerta de cualquier incidencia o problema es tan importante como cualquier otra medida de seguridad. Ya sea por falta de formación, por dejadez o por el temor ante lo desconocido, es habitual que no se informe. En este sentido, los datos que maneja la compañía indican que, en 2019, un 40% de los empleados de empresas españolas nunca reportaron la pérdida de dispositivos USB con información corporativa sensible. Hay que notificar los incidentes o fallos de seguridad para poner en marcha medidas de seguridad.

- Cifrar la información: evitar accesos no autorizados a información sensible es clave para la seguridad de los datos. Por ello, es fundamental utilizar herramientas como el cifrado, que permite proteger todos los archivos corporativos y evitar que cualquier persona ajena a la empresa pueda tener acceso a dicha información. Para ello, un primer nivel de seguridad es contar con un usuario y contraseña en los equipos, etc.

- Utilizar dispositivos seguros: la tendencia a utilizar dispositivos personales (smartphones, USBs, etc.) para uso profesional es ya una realidad. De hecho, Kingston señala que, en más de la mitad de las empresas españolas, los empleados utilizan dispositivos personales para almacenar datos corporativos. Por este motivo, es fundamental equipar estos dispositivos con medidas de seguridad frente al robo o la pérdida de información.