Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los CISO, relegados a otras funciones durante el estado de alarma

  • Seguridad

seguridad new

Prácticamente uno de cada cinco responsables de seguridad de las organizaciones, y así lo reconocen diferentes informes, reconocen que han aumentado los incidentes de ciberseguridad. Eso no ha sido óbice para que casi la mitad hayan sido relegados temporalmente de las tareas de seguridad para ayudar con otras tareas de TI, a medida que las organizaciones optan por el trabajo remoto.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

(ISC)² ha publicado los resultados de una encuesta en la que 256 profesionales de ciberseguridad compartieron ideas sobre sus situaciones laborales actuales durante las primeras semanas de la pandemia del COVID-19. El 81% de los encuestados, todos ellos responsables de asegurar los activos digitales de sus organizaciones, indicaron que su función laboral ha cambiado durante la pandemia, y el 90% indicó que ellos mismos ahora trabajan remotamente a tiempo completo.

Los hallazgos del informe arrojan luz sobre los ajustes recientes que las organizaciones han realizado para mantener sus operaciones comerciales y el impacto que ello ha tenido en los profesionales de la ciberseguridad. Así, el 96% de las organizaciones encuestadas han cerrado sus entornos de trabajo físicos y han establecido políticas de trabajo remoto para los empleados. El 47% dijo que esto era aplicable a todos los empleados, mientras que el 49% indicó que algunos empleados trabajan de forma remota.

El 23% de los responsables de ciberseguridad afirman que los incidentes de ciberseguridad experimentados por su organización han aumentado desde la transición al trabajo remoto, y algunos han detectado hasta el doble de incidentes. Aunque el 81% de los encuestados dijo que sus organizaciones ven la seguridad como una función esencial en este momento, sólo el 41% asegura que sus organizaciones están utilizando mejores prácticas para asegurar su fuerza de trabajo remota, mientras que otro 50% admite que podrían estar haciendo más.

El 47% de los encuestados señalan que se les habían quitado algunas o todas sus tareas de seguridad típicas para ayudar con otras tareas relacionadas con TI, como equipar una fuerza de trabajo móvil. El 15% indicaron que sus equipos de seguridad de la información no tienen los recursos que necesitan para apoyar a una fuerza laboral remota, mientras que otro 34% dijo que sí, pero solo por el momento.