Estas serán las ciberamenazas financieras que predominarán en 2022

  • Seguridad

fraude estafa ciberamenaza

Las amenazas de tipo financiero van a ser una constante en 2022, sin cambios de tendencia con respecto al año que está a punto de concluir. Según los investigadores de Kaspersky, los próximos meses se intensificarán los delitos en torno a las criptomonedas y los sistemas de pago, y se producirá un aumento de los ataques móviles y los troyanos que roban información.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Microsegmentación, clave para seguridad empresarial Leer

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer

Los investigadores de la firma de seguridad han reunido en un informe sus pronósticos sobre cómo serán las ciberamenazas financieras en 2022.

Sus predicciones indican que crecerán los ataques dirigidos a las criptomonedas. Son un activo digital y todas las transacciones tienen lugar online, lo que ofrece anonimato a los usuarios. Estas son características atractivas para los grupos de ciberdelincuentes. Por otra parte, también los actores de amenazas patrocinados por Estados han apuntado a esta industria. “Ya hemos visto a grupos de APT que se han lanzado a atacar el negocio de las criptomonedas de forma agresiva, y prevemos que esta actividad continuará”, dicen sus expertos.

Por otro lado, aunque los ataques a las criptomonedas son cada vez más selectivos, los ciberdelincuentes siguen ideando nuevas formas de robar los activos financieros de los inversores. En el caso de la inversión en criptodivisas, los investigadores de Kaspersky destacan que los ciberdelincuentes se aprovecharán de la fabricación y venta de dispositivos falsos incluyendo puertas traseras, seguida de campañas de ingeniería social y otras técnicas para robar los activos financieros de las víctimas.

Su tercer pronóstico es que habrá más ataques contra activos financieros mediante infostealers (troyanos que roban información), ya que resultan tan sencillos, asequibles y eficaces que seguirán usándose al menos en las primeras fases de los ataques. Diferentes actores de amenazas se aprovecharán de ello para perfilar a sus víctimas de cara a ataques posteriores, como ransomware dirigido, ataques dirigidos tradicionales y otros.

Los expertos de Kaspersky prevén tambén más troyanos bancarios móviles para la plataforma Android, especialmente RATs que puedan eludir los medios de seguridad adoptados por los bancos (como OTP y MFA). Los proyectos locales y regionales de implantes maliciosos para Android se trasladarán a nivel mundial, exportando los ataques a Europa Occidental y a otros países del mundo.