Cinco recomendaciones para que las pymes mejoren en ciberseguridad

  • Seguridad

ciberseguridad gestion endpoint

Las pymes pueden llegar a perder entre 2.000 y 50.000 euros a cauda de los ciberataques, y están en el punto de mira de los ciberdelincuentes. Sin embargo, solo dos de cada diez creen que son un objetivo atractivo. Repasamos cinco pasos clave para mejorar en este ámbito.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Microsegmentación, clave para seguridad empresarial Leer

Las pymes son uno de los principales objetivos de los ciberataques. En España se estima que las pérdidas anuales de las pymes a causa de ciberataques van de los 2.000 a los 50.000 euros, según datos del INCIBE. Pues bien, según un estudio realizado por TheCocktailAnalysis para Google indica que solo dos de cada diez pymes se ven a sí mismas como un objetivo atractivo para los ciberdelincuentes.

Gracias a Internet, las oportunidades de hacer crecer el negocio online son muchísimas, pero esta facilidad también existe a la hora de poder sufrir ciberataques.  En este sentido, dos de cada tres empresas no cuenta con medidas de seguridad específicas para los dispositivos personales de los trabajadores. El estudio también revela que el 45% de las pymes españolas considera que su nivel de protección interna es malo o muy malo. A raíz de esta información, Google ha desarrollado un sitio web con cinco recomendaciones para poder aumentar de forma práctica la ciberseguridad de las pymes:

--Proteger las cuentas. Parece un cliché, pero tener contraseñas de más de doce caracteres que combinen minúsculas, mayúsculas y símbolos, al igual que no repetir contraseñas entre las cuentas, ayudará a protegerse contra los ataques. Y siempre que se pueda, usar la doble verificación para darles un plus de seguridad.

--Mantener el software actualizado. Actualizar de forma periódica el software reduce el riesgo de sufrir ciberataques. Además, gracias a las actualizaciones automáticas, ya no se corre el riesgo de quedarse desfasado, estando siempre protegido.

--Gestionar el acceso a los datos. Si los derechos de acceso a los datos no se gestionan, se arriesga a exponer información crítica para la empresa. Hay que asegurarse de saber quién tiene acceso a los datos y de que todos los empleados conozcan sus funciones con respecto a estos.

--Hacer copias de seguridad de los datos. Esta es la manera más sencilla de asegurarse de no perder nada. En caso de sufrir un ciberataque o un fallo del sistema, la copia de seguridad protege los datos, documentos y archivos para poder restablecerlos cuanto antes.

--Formar a los empleados. Permanecer alerta frente a ciberataques es trabajo de todos. Si los empleados de la empresa están formados y saben actuar frente a un ciberataque, su empresa estará protegida.