Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El nuevo 'impuesto digital' centrará la reunión de los ministros de economía de la UE en Viena

  • Actualidad

Unión Europea

Los ministros de economía de la Unión Europea se van a reunir esta semana para debatir las propuestas para poner en marcha un impuesto sobre el volumen de negocio digital de las empresas. El objetivo es que éste se apruebe a finales de año.

A finales de este año la Unión Europea aprobará un nuevo impuesto que, en esta ocasión, gravará el volumen de negocio digital. Así lo asegura Reuters, quien ha tenido acceso a un documento preparado por la presidencia europea (este semestre la ostenta Austria) y que será debatido durante la reunión que van a mantener los ministros de economía de los países miembros.

Aunque los países están de acuerdo en que las normas fiscales se tienen que modificar para aumentar los gravámenes sobre los servicios digitales, están en desacuerdo con la manera en que hay que llevar a cabo este nuevo impuesto. No en vano, países como Luxemburgo e Irlanda, quienes ofrecen mejores incentivos fiscales y que acogen a varias de las grandes multinacionales tecnológicas en la UE, abogan por que los cambios que se realicen se unan a una reforma global de la tributación digital, algo que ha estado en discusión durante años, pero en el que no se ha llegado a un acuerdo.

En cambio, países como Francia e Italia, quienes han denunciado que han perdido millones de euros por la política fiscal de las grandes tecnológicas, demandan una solución rápida. Estos países apoyan la propuesta de la Comisión Europea de grabar con un 3% los ingresos digitales de las grandes empresas. La intención es que este presupuesto se apruebe antes de avanzar con la reforma fiscal.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

En este sentido, la intención de Austria es avanzar con el plan fiscal del 3% y así lo comunicará el viernes a los ministros de economía que se reúnen en Viena. Según el informe que cita Reuters, los países de la UE “se enfrentan al riesgo de erosión de las bases impositivas corporativas y podrían actuar de manera unilateral”. El informe recuerda que 11 de los 28 países están considerando aprobar sus propias medidas, algo que supondría un riesgo “para el mercado común de la UE”, con lo que es urgente adoptar una solución conjunta.

Para lograr una postura común, Austria propondrá reducir el alcance del impuesto, “que ya no se aplicará a la venta de datos de los usuarios”, como propone la Comisión. Por el momento, sólo se gravarán los ingresos provenientes de los servicios de publicidad online, con lo que empresas como Google, Facebook y Amazon estarían sujetos a este nuevo impuesto.

La propuesta de la Comisión Europea se centra en gravar a aquellas empresas que tengan una facturación anual global de 750 millones de euros y unos ingresos de, al menos, 50 millones de euros, lo que afectaría a unas 200 empresas. Con este impuesto, la Comisión quieren recaudar alrededor de 5.000 millones de dólares.