Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Solo el 20% de los empleados tienen las habilidades que se requieren para su puesto, ¿y ahora qué?

  • Actualidad

Recursos humanos como partida de ajedrez

Según Gartner solo 2 de cada 10 trabajadores tiene las habilidades que necesita en su puesto actual ni las que requerirá en el futuro.

La mayor parte de las organizaciones están abordando una transformación digital que está impactando en su negocio, pero el 70% de los trabajadores no dominan las competencias que necesitan para sus trabajos hoy, y el 80% no tienen las habilidades necesarias para desempeñar sus funciones, ni las actuales ni las futuras, según un estudio cuyos resultados ha expuesto Gartner en su conferencia ReimagineHR.

Según Brian Kropp, vicepresidente de la práctica de HR de la firma, “más de dos tercios de los líderes de empresa creen que si su compañía no está digitalizada de forma considerable en 2020, ya no será competitiva”.

La dirección, por tanto, está clara, pero he aquí el problema: a medida que las empresas analizán lo que se necesitarán para digitalizar sus operaciones, muchos departamenttos de recursos humanos ven que existe una brecha importante de habilidades. De hecho, el 64% de los gerentes no cree que sus empleados puedan seguir el ritmo de las destrezas que se requieran en el futuro.

La solución, según la empresa, pasa por ser capaces de formar a la plantilla y, para ello hay que trabajar en diversos frentes:

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Identificar las habilidades: en lugar de responder a las peticiones de las distintas unidades de negocio, las organizaciones deberían ser proactivas e identificar los cambios que se están produciendo en el mercado para determinar qué destrezas son más apremiantes para la organización.

Motivar a los empleados: más que intentar comunicar cuáles son los requisitos, los empleados necesitan comprender cómo pueden crecer individualmente desarrollando las habilidades que la empresa requiere.

Disponer de soluciones de formación: ofrecer opciones de desarrollo en la modalidad de autoservicio puede resultar en ocasiones abrumador para los trabajadores. Las organizaciones tienen que buscar experiencias de calidad en sus planes de desarrollo del personal.

La idea es conseguir empleados conectados a la formación, tras hacer ese análisis macro de lo que se necesita en el mercado en el que opera la empresa, y uno micro, adaptado a cada puesto y trabajador.