Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

IBM compra Red Hat, ¿qué supone esta adquisición para el mercado cloud?

  • Actualidad

IBM Red Hat

IBM acaba de anunciar la adquisición de Red Hat por 34.000 millones de dólares, en un acuerdo que, tal y como han asegurado las dos empresas en un comunicado, cambiará el panorama del mercado cloud.

IBM ha comprado Red Hat por 34.000 millones de dólares. ¿Qué puede suponer este acuerdo de compra? A grandes rasgos, una vez que se complete la transacción, prevista para finales del primer semestre 2019, Red Hat se convertirá en una división de cloud híbrida de IBM y su CEO, Jim Whitehurst, se unirá al equipo de gestión senior de la firma, reportando directamente a Ginni Rometty, CEO de IBM.

A la hora de alcanzar un acuerdo, empresas como Goldman Sachs, J.P Morgan y Lazard se encargaron de asesorar a IBM, mientras que Morgan Stanley y Guggenheim asesoraron a Red Hat, tal y como destaca la CNBC.

El acuerdo de compra es el mayor protagonizado por IBM y el tercero en toda la historia del sector tecnológico, tras el de Dell y EMC, que tuvo un valor de 67.000 millones de dólares, y el de JDS Uniphase y SDL, que alcanzó los 41.000 millones de dólares.

Ginni Rometty aseguró ayer que este acuerdo cambiará el panorama cloud. Algo que parece obvio si se tiene en cuenta que el código abierto ha protagonizado las últimas compras del sector. Antes de esta compra, Microsoft desembolsó 7.500 millones de dólares por hacerse con el control de GitHubs, mientras que Salesforce anunció la adquisición de MuleSoft por 6.500 millones de dólares. A principios de este mes, Cloudera y Hortonworks decidieron fusionarse en una operación que alcanzó un valor de 5.200 millones de dólares.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Con esta adquisición IBM quiere recuperar la senda del crecimiento. En los últimos cinco años, sus ingresos han ido cayendo, exceptuando un periodo corto de tres trimestres que finalizó con la presentación de sus últimos resultados económicos, los cuales fueron ligeramente más bajos de lo que en un primer momento se esperaba. La compañía está centrando sus esfuerzos en alcanzar a Amazon y Microsoft en el área de infraestructura cloud para las empresas.  

Y es que la cloud es una de las cuatro patas de su estrategia, junto a la movilidad, la analítica y lo que se conoce como social. Sólo en este trimestre, IBM ha anunciado acuerdos con Economical, Insurance, ExxonMobil y Novis para incrementar su presencia en este mercado.

Con esta compra, IBM y Red Hat quieren posibilitar que las empresas muevan sus infraestructuras a la cloud, apostando por ofrecer soluciones que permitan a los clientes mantener sus aplicaciones y datos seguros y móviles, independientemente de qué tecnología cloud adopten.

Ahora empieza el largo camino de integración de las dos empresas.