Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Éstas son las principales amenazas de la economía española

  • Actualidad

empresa preocupacion amenaza

Expertos y directivos ven claro que se volverá el empeoramiento de la economía española y una desaceleración del empleo en los próximos doce meses, según un estudio de PwC. El endeudamiento, la caída del consumo familiar y las exportaciones y otra posible burbuja inmobiliaria son solo algunas de las amenazas que conducen al pesimismo respecto a la evolución económica en el corto plazo.

Del optimismo al pesimismo en solo cuatro meses. Ésta ha sido la evolución experimentada por los expertos y directivos en sus expectativas sobre la evolución de la economía española, según el Consenso Económico, correspondiente al cuarto trimestre de 2018, estudio que desde 1999 elabora PwC a partir de la opinión de un panel de más de 400 expertos, directivos y empresarios españoles y que, en esta edición, incluye un monográfico dedicado al Riesgo latente de la deuda y la burbuja inmobiliaria.

¿Cambio de ciclo?
El Consenso evidencia una caída en 17 puntos (del 89,1% al 72,2%) de los que califican el momento coyuntural actual de la economía española como bueno y además, aumenta en 27 puntos (hasta el 52%) el porcentaje de participantes que piensan que el crecimiento del PIB irá a peor en los próximos tres meses y, hasta el 82,3%, de los que aseguran que esta misma tendencia seguirá dentro de un año.

Con todo, señala PwC, la media de las respuestas de los panelistas que participan en el Consenso apuntan a un crecimiento de PIB del 2,6% en 2018 y del 2,3% para 2019 (casi tres décimas menos que en nuestro informe anterior).

Detrás de esta opinión se encuentra una disminución tanto del crecimiento del empleo, como de las exportaciones y de la inversión productiva de las empresas. Respecto a la primera cuestión, por primera vez desde segundo trimestre de 201, un 44% de los encuestados opina que la creación de puestos de trabajo va a disminuir durante los próximos seis meses, sólo un 13% cree que aumentará y un 40,8% que permanecerá estable. En lo que se refiere a las exportaciones, que ya venían perdiendo vigor durante este año, continuarán su senda decreciente. En este sentido, caen del 60% al 47% los que piensan que seguirán igual y aumentan en 25 puntos -hasta el 34,4%-, los que aseguran que irán a menos; y “algo similar, aunque en menor medida, sucede con la inversión productiva”, añade la consultora.

 

 

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Los panelistas del Consenso Económico también adelantan la pérdida de vigor de la demanda de las familias tanto de consumo (caen del 70% al 60% los que creen que seguirá igual y aumentan del 6,5% al 29,3% los que piensan que disminuirá) como de vivienda (aumentan del 2,2% al 23,8% los que prevén que descienda). 

Endeudamiento y burbuja inmobiliaria
El Consenso Económico incluye en esta edición un monográfico sobre el riesgo latente de la deuda y la burbuja inmobiliaria.

Al respecto del primer tema, el 57% de los encuestados califica como preocupante el nivel de endeudamiento de nuestro país y, por orden de prioridad, lo consideran como el problema más grave que amenaza a la economía española, por delante de la insostenibilidad del sistema de pensiones, la baja productividad, la alta tasa de paro o la insuficiente inversión en I+D. “El 86% no cree que España vaya a ser capaz de cumplir con los objetivos de la deuda pública fijados por la UE en el Plan de Estabilidad y un mayoritario 92% tiene claro que en nuestro país no existe una estrategia clara para reducirla”, señala el informe, que apunta que a la racionalización del gasto como la forma más conveniente para combatir el exceso de endeudamiento público, según el 53,7% apunta.

Sin embargo, hay división de opiniones sobre la existencia de un riesgo real de que se genere una nueva burbuja inmobiliaria en España de dimensiones considerables: un 54% considera que no y un 45% que hay síntomas de riesgo real.  El 56,7% no se muestra partidario de regular el mercado inmobiliario español para evitar subidas no fundadas en los precios finales.

Expertos, directivos y empresarios tampoco son excesivamente optimistas sobre la evolución del contexto económico internacional. El 46,5% prevé que la economía mundial se mantenga igual dentro de doce meses y un 49,6% que vaya a peor.