Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Telefónica podría vender sus centros de datos

  • Actualidad

Telefónica centro de datos

El gigante español de las telecomunicaciones acumula importantes deudas y, según ha filtrado el medio Bloomberg, estaría planteándose vender su negocio de centros de datos para hacer frente a los pagos. Esta operación estaría valorada en una cantidad de entre 500 y 1.000 millones de dólares, dependiendo del volumen de activos que pusiese a la venta.

Esta información ha sido desvelada por la agencia de noticias Bloomberg, que afirma que Telefónica estaría considerando vender su infraestructura de centros de datos, como ya hizo anteriormente al lanzar la filial Telxius en 2017, de la que vendió un 40% a una firma de inversión al poco tiempo. En aquél entonces, la compañía acabó incluyendo en el paquete determinadas infraestructuras importantes, como 15.000 torres de telecomunicaciones y sus miles de kilómetros de cables de fibra óptica submarinos. Ya entonces consideraron legar los centros de datos a esta filial, aunque finalmente decidieron no hacerlo. Pero, ante la presión económica que sufren por sus elevadas deudas, los responsables de Telefónica se estarían planteando seriamente deshacerse de los CPD para recuperar una cantidad de entre 500 y 1.000 millones de dólares (438-877 millones de euros). La cantidad dependerá de si finalmente llevan a cabo una venta parcial o total de estas infraestructuras.

Bloomberg afirma que sus fuentes son fiables ya que son personas que están al corriente de este supuesto proceso, aunque Telefónica aún no ha realizado declaraciones oficiales al respecto. Según la información que se ha hecho pública, dicho proceso se encontraría en una fase muy inicial, en la que Telefónica estaría trabajando con agentes financieros para hacer prospecciones de mercado y conocer el grado de interés de los posibles compradores. Y, en función de la información que se recabase, el proceso podría no ser viable en este momento. En cualquier caso, se trata de una información reveladora, que muestra hasta qué punto necesita llegar la compañía par apaliar sus importantes deudas.

Pero, analizando las operaciones anteriores de otras grandes multinacionales de las telecomunicaciones, como AT&T o Verizon, que también vendieron sus centros de datos, la necesidad de reducir la deuda podría constituir solo una parte de los motivos de esta venta. Hasta ahora, Telefónica dispone de centros de datos en casi todos los países latinoamericanos, y ha realizado varias inversiones importantes en un centro de datos de Alcalá de Henares y en varias instalaciones certificadas como TIER IV Gold en diversas partes del mundo. Con esta venta perdería el control de unas instalaciones que para otros grandes de las telecomunicaciones son vitales, y en las que están invirtiendo muchos recursos. Teniendo en cuenta que España se está posicionando como un mercado emergente para las redes de interconexión y los centros de datos, este movimiento de Telefónica podría responder también a la necesidad de un cambio en su modelo de negocio, abandonando la infraestructura para centrarse en los servicios.