Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La Universidad Francisco de Vitoria inicia un proyecto para impulsar el Deep Learning

  • Actualidad

GMV Inteligencia Artificial

Las principales instituciones de enseñanza españolas están cada vez más involucradas en la investigación de nuevas tecnologías, tratando de adaptar los modelos de enseñanza y los contenidos a los nuevos tiempos. En este camino, la Universidad Francisco de Vitoria se ha embarcado en un proyecto con el que quiere potenciar el desarrollo de tecnologías relacionadas con la inteligencia artificial, especialmente el aprendizaje profundo.

En los últimos años se ha avanzado mucho en el campo de la inteligencia artificial, llevando la aplicación práctica de esta tecnología a diferentes entornos. Actualmente, se pueden encontrar diferentes formas de IA, principalmente vinculadas a las tecnologías relacionadas con lo digital y los datos, tanto en el entorno empresarial como en el de consumo. Los ejemplos más claros de la inteligencia cibernética se encuentran en las aplicaciones de analítica avanzada, como el machine learning y el deep learning, que se emplean para que sistemas automáticos sean capaces de analizar grandes cantidades de datos, contextualizándolos, estableciendo relaciones complejas entre ellos y aportando un mayor entendimiento de la información que contienen.

Estos sistemas están proliferando con bastante rapidez en numerosas industrias vinculadas a la información, las finanzas y las telecomunicaciones, pero todos los expertos indican que tendrán aplicaciones en casi cualquier entorno tecnológico. Y no solo en relación a productos y servicios, sino en campos como la automatización industrial, la logística, los seguros e, incluso, el transporte. Para lograr esta gran evolución han intervenido numerosas organizaciones, y entre ellas prestigiosas universidades de todo el mundo, que han invertido muchos esfuerzos en I+D en este campo.

Este tipo de investigaciones son costosas, por lo que las universidades buscan la colaboración de empresas especializadas, lo que les permite contar con más recursos para la investigación y experimentación. Un ejemplo de ello es la Universidad Francisco de Vitoria, que acaba de iniciar una colaboración con la empresa Avanade, creando el “Aula de Inteligencia Artificial Avanade-UFV”. Este nuevo proyecto aglutina la divulgación, la formación y la investigación científica en el campo de la inteligencia artificial, poniendo especial foco en las tecnologías de deep learning.

Según el acuerdo entre ambas organizaciones, el objetivo del “aula” será fomentar la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+I) en el campo de la inteligencia artificial con el fin de contribuir al beneficio de la sociedad. Este proyecto también contempla la formación de los investigadores, y la transferencia del conocimiento al sector empresarial para su aplicación práctica. Este programa durará al menos dos años, durante los que, además, se celebrarán sesiones de divulgación, seminarios y congresos, y se realizarán visitas a centros de innovación dedicados a estas tecnologías. También organizarán al menos un evento anual abierto al público, para divulgar sus hallazgos.

Según han informado en el anuncio oficial, el aula estará ubicada en el Centro de Estudios e Innovación en Gestión del Conocimiento (CEIEC), dentro del campus de la Universidad Francisco de Vitoria. Y el programa contará con dos investigadores principales, dirigidos por Álvaro García Tejedor, director del CEIEC, quien comentó que “Disponer de un centro de investigación específico en el que desarrollar nuevas aplicaciones y soluciones de IA, que cuenta con la colaboración de los profesionales de Avanade, es todo un lujo para nosotros”. Y  añadió que: “En el contexto de sociedad altamente tecnológica en el que vivimos actualmente, desde la Universidad consideramos fundamental poder ayudar a mejorar de forma directa el ecosistema tecnológico en el que vivimos”.