Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Por qué hay que intentar que los empleados sean felices?

  • Actualidad

felicidad, equipo

El 98,6% de los españoles piensa que los trabajadores que son más felices, son también más productivos, y es algo en lo que también coincide el Grupo Adecco. "Un trabajador feliz desarrolla un mayor compromiso con la compañía", dice el especialista en RRHH.

En días pasados, decíamos que la percepción de que la felicidad laboral no es una moda pasajera se ha instalado entre los empleados españoles y así lo piensan el 57,5% de los participantes en la VIII Encuesta Adecco sobre la felicidad en el trabajo.

Ese mismo estudio sostiene que para los empleados es importante que las empresas implanten políticas de felicidad y, aunque con el tiempo cambien las cosas que les hacen sentirse satisfechos en los trabajos, lo cierto es que el 98,6% de los encuestados cree que los empleados que a más felicidad, más productivos son los empleados.

En este sentido, Iria Vázquez-Palacios, directora de Gestión de Talento y Empleabilidad del Grupo Adecco, asegura que “un trabajador feliz desarrolla un mayor compromiso con la compañía, su motivación es mayor y esto redunda también en más implicación, aceptación de responsabilidades y retos, mayor tolerancia al estrés y más capacidad de adaptación a los cambios que se viven continuamente en las empresas”.

Además, según el 77,9 de los participantes en el estudio, las compañías que apuestan por la felicidad laboral de sus plantillas atraen y retienen mejor el talento que las que no lo hacen.

El documento subraya también que, en cualquier caso, es algo que va más alá del entorno empresarial, ya que entorno al 60% dice que si no se es feliz en el trabajo, esto se extrapola a otras facetas de la misma. “Por tanto, es importante apostar por la felicidad de nuestros profesionales pues no hay mejor manera de que den lo mejor de sí mismos y se comprometan con la empresa al 100% que garantizándoles su bienestar o, al menos, mostrando la importancia que tiene para la compañía la valía de su talento y el desarrollo de las personas que forman parte de ella”, dice.

Por comunidades, los trabajadores más felices son los castellano-manchegos, seguidos de los navarros, aragoneses, murcianos, catalanes, extremeños y asturianos, todos ellos por encima de la media española.

En el extremo opuesto de este ranking autonómico de trabajadores felices, se encuentran gallegos, castellano-leoneses y riojanos, con los porcentajes más bajos de empleados felices, pero todos están por encima del aprobado: 71,9%, 67,6% y 58,3%, respectivamente.