Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Éstas son las medidas del Parlamento Europeo para facilitar la conciliación

  • Actualidad

concilia

El Parlamento ha aprobado nuevas medidas para impulsar la presencia de mujeres en el ámbito laboral y reforzar el rol del padre, o del segundo progenitor, en la familia, entre ellas la duración mínima de la baja de paternidad y permisos parentales no transferibles, hasta cinco días al año para cuidados y fórmulas de trabajo flexibles. Los Estados miembros tendrán tres años para incorporar las disposiciones de la directiva.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Dos de cada tres trabajadores españoles tienen problemas para conciliar, y es un algo común en todo el territorio europeo. Para mejorar la situación, el Parlamento Europeo ha dado luz verde a una normativa que  fija mínimos que todos los Estados miembros deberán respetar e incorporar a sus regulaciones locales en tres años.

Con 490 votos a favor, 82 en contra y 48 abstenciones, el Parlamento Europeo ha votado una nueva Directiva que tiene como propósito impulsar la presencia de mujeres en el ámbito laboral y reforzar el rol del padre, o del segundo progenitor, en la familia. Se trata de facilitar la conciliación entre la vida laboral y familiar, adaptarse a los cambios sociales e impulsar la igualdad de género.

Éstas son las principales medidas:

- Derecho a un mínimo de diez días laborables de permiso retribuido para los padres (o el segundo progenitor, en los casos en que la ley nacional lo contempla) en las fechas próximas al nacimiento (también si el bebé nace sin vida) de un hijo. La retribución deberá ser equivalente a la baja por enfermedad.

- También se ha incorporado un periodo de dos meses de permiso parental pagado y no transferible. Este permiso será un derecho individual, para incentivar una distribución más equitativa de los cuidados dentro de la familia.

- Los Estados miembros deberán fijar un nivel adecuado de compensación durante el periodo mínimo de baja parental, teniendo en cuenta que acogerse a este tipo de permiso suele conllevar un descenso de los ingresos familiares y que también el miembro con mejor salario (a menudo un hombre) debe también poder ejercer este derecho.

- Los trabajadores deberán poder contar con cinco días al año para cuidados a familiares o a personas que vivan en el mismo domicilio y que padezcan una enfermedad grave o discapacidad relacionada con la edad.

Por otro lado, los padres trabajadores y cuidadores podrán solicitar una adaptación de su modelo de trabajo, incluido, si es posible, el trabajo a distancia y el horario flexible. Los empleadores podrán tener en cuenta no sólo sus recursos y capacidad operativa, sino también las necesidades específicas de los progenitores de un hijo con discapacidad y una enfermedad de larga duración, y de madres/padres solteros.

TAGS Normativa, RRHH