Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El progreso acelerado de la inteligencia artificial trae dos retos: personal cualificado y regulación

  • Actualidad

inteligencia artificial

La gran evolución que ha experimentado la tecnología de inteligencia artificial y su adopción cada vez mayor, ha puesto sobre la mesa dos grandes retos a los que hay que dar respuesta: la falta de especialistas y una regulación fuerte. Ésta es la opinión de un buen número de expertos en este campo.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

La inteligencia artificial lleva décadas desarrollándose y mucho tiempo aportando valor en diferentes empresas y sectores, pero los últimos avances están permitiendo un progreso acelerado y una adopción cada vez más amplia, según uno de los encuentros del ciclo que, bajo el nombre Impactful Tech, desarrolla el instituto de coding IMMUNE y que ha contado con expertos de Microsoft, Endesa Energía, IBM, BBVA o Analyticae Data Mining, entre otros.

Sin embargo, esta rápida evolución ha traído consigo dos retos. El primero, según los participantes, es la falta de personal cualificado. En este sentido, la figura más buscada por el sector tecnológico en la actualidad es un perfil profesional que cuente con el conocimiento técnico experto en combinación con el de negocio y del sector en el que se deba aplicar la tecnología. “Es importante establecer una cultura y una tecnología que facilite el trabajo en equipo entre expertos, científicos de datos y desarrolladores. Hay pocos unicornios con criterio en los tres roles así que, durante varios años, la clave pasará por su coordinación”, señaló Sergio Álvarez-Teleña, co-fundador de @SciTheworld.

Además, como explicó Olga Blanco, experta de IBM en este tema,  “la democratización de los sistemas basados en inteligencia artificial ha hecho posible aplicar esta tecnología sin ser un experto técnico en la materia. Lo importante ahora es entender el problema que hay que resolver para poner en marcha soluciones que funcionen en el sector con las herramientas disponibles”.

La respuesta a esta necesidad para la mayor parte de los asistentes es contar con equipos multidisciplinares, en los que los perfiles técnicos se relacionen con los expertos en negocio para así conseguir la mejor solución adaptada a cada sector a través de la inteligencia artificial.

El aumento de la capacidad de computación y la cantidad de datos disponibles, han situado a la Inteligencia Artificial como una de las tecnologías más importantes que potenciará el desarrollo empresarial y la mejora de servicios para los ciudadanos, a través de la automatización del análisis de información. Sobre ello, Ana Laguna, Data Scientist de BBVA Data & Analytics, destacó que “sin duda, afectará a sectores muy variopintos; pero bien es cierto que algunos sufrirán una mayor revolución social”, y mencionó algunos como las relaciones internacionales, campo en el que habrá traductores e intérpretes automáticos; la agricultura robotizada; o la educación que podrá personalizarse según las necesidades y capacidades de cada individuo.

No obstante, según esta especialista, “el mayor impacto se verá sobre todo en sectores como el transporte inteligente, a través del desarrollo de las smart cities, y en la sanidad, con el desarrollo de apps y sistemas de detección precoz de enfermedades que complementen la labor del personal sanitario”, afirmó.

Para Luis Montero, de Microsoft España, la tecnología “va a permitir acortar los tiempos de formación de los profesionales del sector y a generar una base de conocimiento agregado de todos ellos, que permita que los diagnósticos se puedan hacer de forma más acertada y en menor tiempo”. Incluso, se podrán ver y crear relaciones entre la información disponible “que el cerebro humano no es capaz de ver”, aseguró Rocío González, socia de Analyticae Data Mining.

La regulación, más necesaria que nunca
Actualmente no existe una regulación específica para esta tecnología y su aplicación y, sin embargo, su uso inadecuado puede convertirla en una herramienta potencialmente peligrosa para la sociedad tal y como la concebimos hoy. En esta línea, Laguna subrayó que “esta cuarta revolución industrial protagonizada por la inteligencia artificial modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos, impactando sobre todo en el mercado laboral, el futuro de muchos puestos de trabajo y la conciencia de privacidad. La manipulación de datos personales o el tratamiento de información tan valiosa como el ADN son retos a los que la regulación debe responder en el corto plazo”. 

Según la directiva de IBM, además de contar con importantes avances en ciberseguridad, “la ética y las bases reguladoras deberán ser muy fuertes y avanzar en paralelo”.