Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El respiro en la guerra comercial entre EE.UU. y China retrasa los aranceles a dispositivos tecnológicos

  • Actualidad

Estados Unidos China

El Gobierno de Trump ha aplazado la entrada en vigor de los nuevos aranceles del 10% sobre algunos productos importados de China hasta el 15 de diciembre. Ordenadores, portátiles, teléfonos móviles, pantallas y videoconsolas se salvan de momento de esta traba que estaba fijada para el 1 de septiembre.

Estados Unidos ha anunciado que retrasa la aplicación de los nuevos aranceles del 10% sobre productos chinos, entre los que se incluyen ordenadores de sobremesa, portátiles, móviles, pantallas de PC, videoconsolas, algunos artículos de ropa y juguetes. En principio, la causa es no perjudicar la campaña navideña.

La decisión se hizo pública ayer a través de un comunicado emitido desde la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR). Además, el documento dice también que se eliminarán de la lista ciertos productos en función de criterios de salud, seguridad nacional y otros factores.

El documento menciona también que la USTR tiene la intención de llevar a cabo un proceso para excluir productos sujetos a estos nuevos gravámenes a las importaciones chinas.

El anuncio de este martes podría indicar que se suaviza la tensión entre ambas potencias. De hecho, según recoge Reuters mencionando como fuente al Gobierno de Pekín, “responde a un acercamiento entre funcionarios chinos y estadounidenses en el tema comercial. El viceprimer ministro chino, Liu He, habló por teléfono con el representante comercial, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin” y ambas partes se habrían emplazado a volver a hablar en dos semanas.

Sin duda, los problemas entre Estados Unidos y China impactan negativamente en la confianza de los inversores y la evolución de las bolsas. Ejemplo de ello es que, tras conocerse la noticia, los principales parqués europeos remontaron este martes sus pérdidas iniciales.