Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Google permitirá en la UE elegir el motor de búsqueda predeterminado en Android y Chrome

  • Actualidad

tablet google

Google va a permitir a los usuarios de la Unión Europea elegir el motor de búsqueda. Así lo ha hecho saber el buscador en un blog. Con esta decisión, Google trata de calmar las preocupaciones de la UE en lo que a prácticas de monopolio se refiere y evitar nuevas sanciones.

Google ha anunciado que va a permitir a los ciudadanos de la Unión Europea elegir qué motor de búsqueda quiere instalar de manera pretederminada y dará a elegir entre cuatro opciones, entre las que se encuentra su propio buscador. Así lo ha anunciado la firma estadounidense en un blog en el que también explica que esta funcionalidad estará disponible a principios del año que viene.

La intención de Google con esta decisión es acallar las críticas de la Unión Europea, quien ha acusado a la firma de prácticas monopolistas en relación a los motores de búsqueda y evitar, así, posibles nuevas sanciones.

Así las cosas, los nuevos smartphones y tablets con Android que se vendan en el Espacio Económico Europeo (EEE) incorporarán una “pantalla de elección” en el que se mostrará los cuatro motores de búsqueda para que los usuarios puedan elegir cuál es el que quieren instalar de manera predeterminada.

Las empresas podrán ofertar la incorporación de sus motores de búsqueda en esta pantalla de elección en una “subasta”. Éstas se llevarán a cabo en cada país de la UE y las tres mejores ofertas serán las que aparecerán, junto al motor de Google, en la pantalla de inicio de Android y de Chrome.

En junio de 2017 la Unión Europea impuso una multa de 2.420 millones de euros a Google al considerar que se aprovechó de su motor de búsqueda para favorecer su servicio de compras, lo que influyó "considerablemente" en la competencia vulnerando las leyes europeas.

Un año más tarde, la UE volvió a comunicar a Google otra sanción. En esa ocasión impuso una multa de 4.340 millones de euros a Google al considerar que había incumplido las normas de libre competencia de la Unión Europea con Android.