Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Éstas son las recomendaciones de la CNMC sobre el servicio universal de telecomunicaciones

  • Actualidad

internet navegacion smartphone

La CNMC acaba de hacer públicos dos informes sobre las condiciones con recomendaciones para Secretaría de Estado para el Avance Digital (SEAD) sobre la prestación del servicio universal de telecomunicaciones a partir del 1 de enero de 2020. Entre ellas destacan la necesidad de actualizar la velocidad garantizada en el servicio universal, que actualmente es de 1 Mbps, y la supresión de las cabinas telefónicas.

El próximo 31 de diciembre de 2019 finaliza el periodo de designación para la prestación de los elementos del servicio universal de telecomunicaciones, que son conexión a la red telefónica pública desde una ubicación fija, prestación del servicio telefónico disponible al público desde una ubicación fija y suministro de una oferta suficiente de teléfonos públicos de pago (cabinas).

El procedimiento para designar a los operadores encargados de prestar el servicio universal, que ahora presta Telefónica, se realiza mediante una licitación pública.

Éste es un servicio, como explica el organismo público de Competencia, que está recogido en la Ley General de Telecomunicaciones para garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a una serie de servicios “con independencia de su localización geográfica, con una calidad determinada y a un precio asequible”. Esto incluye llevar la red de telecomunicaciones a cualquier punto del país, incluidas las zonas no rentables. 

A petición de la Secretaría de Estado para el Avance Digital (SEAD), la CNMC acaba de publicar dos informes analizando los pliegos de la licitación del servicio a partir de principios del próximo año.

En sus conclusiones destacan varias consideraciones. En lo referente a la conexión a la red pública desde una ubicación fija, aconseja que se establezcan determinadas condiciones y parámetros de calidad mínimos con el fin de evitar ciertas limitaciones de velocidad y/o volúmenes de datos a los usuarios finales por parte del adjudicatario y recuerda que Telefónica actualmente limita a 5 GB al mes la navegación por internet a una velocidad de 1 Mbps, y superada esta capacidad, la velocidad de navegación pasa a ser de 128/64 Kbps.

Para Competencia, se pone de manifiesto, además, la necesidad de actualizar la velocidad garantizada en el servicio universal (a través de la modificación de la Ley General de Telecomunicaciones). En este punto, aduce que “el ofrecimiento de 1 Mbps no se ajusta a la evolución social y tecnológica actual y, de hecho, prácticamente no existen en el mercado ofertas comerciales inferiores a 10 Mbps”.

Como señala el organismo, en 2018 el 96% de las líneas contaban con velocidades superiores a 10 Mbps y el 74.2% eran superiores a los 30 Mbps, y las Agendas Digitales, tanto la europea como la española, establecen como objetivo para el 2020 que toda la población pueda tener un acceso de 30 Mbps.

Por otro lado, insiste de nueve en la necesidad de suprimir este servicio como elemento perteneciente al ámbito del servicio universal, “al haberse constatado el progresivo abandono de su uso, en términos de tráfico de llamadas, de ingresos y de distribución territorial de su uso”.

Destaca también que se debe exigir al prestador del servicio una mayor visibilidad del abono social, el descuento destinado a jubilados y pensionistas con rentas bajas. En este sentido, pide que el operador adjudicatario, publique de forma más visible, en su página web, la descripción de los elementos y las características de los servicios para los que ha sido designado.