Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La desaceleración económica tocará ya fondo a mediados de 2020

  • Actualidad

Economía

Funcas sigue manteniendo la previsión de crecimiento para la economía española durante 2020 en el 1,5% y en el 1,7% para 2021. Sus estimaciones para este año están incluso un punto por debajo del último ajuste de las previsiones del FMI, pero lo bueno es que la desaceleración toque fondo en tasas intertrimestrales a mediados de año y, a partir del segundo semestre, se observará una recuperación progresiva.

Funcas mantiene la previsión de crecimiento de la economía española para 2020 en el 1,5%, cuatro décimas menos que el año pasado fundamentalmente por factores como el peor comportamiento de la inversión, en especial en construcción, el menor impulso del consumo público y que el leve repunte que se espera del consumo privado no compensa la moderación del resto de componentes de la demanda interna. Además, el sector exterior dejará de aportar crecimiento este año por el débil comportamiento de las exportaciones en tanto que las importaciones crecerán a un ritmo superior a la demanda.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

La buena noticia es que, según las previsiones del think tank de investigación económica, desaceleración tocará fondo en tasas intertrimestrales a mediados de año.

A partir del segundo semestre se observará una recuperación progresiva por la mejoría del entorno externo, aunque esta será menos intensa de lo esperado anteriormente. En consecuencia, la economía crecerá en 2021 un 1,7%, una décima menos de lo previsto en octubre, con un sector exterior que aportará al crecimiento una décima por el rebote de las exportaciones.

Para 2022 se espera una evolución similar a la de 2021, de forma que el crecimiento se acercaría a su potencial.

Los cálculos están basados en un presupuesto prorrogado pero con algunas actualizaciones (revalorización de las pensiones y aumento de los salarios públicos) “a falta de más concreción de la política económica del Gobierno”.

Empleo
El menor crecimiento se dejará notar en el mercado laboral. Todavía se generarán cerca de 800.000 empleos netos durante los próximos tres años, un 40% menos que en el anterior trienio. Con ello, la tasa de paro bajaría hasta el 11,1% en 2022, año en el que el número de ocupados llegaría a los 19,1 millones (estimación en equivalente a tiempo completo), en torno a medio millón menos que el máximo pre-crisis.

En cuanto al déficit público, la previsión también se ha realizado bajo el supuesto de políticas constantes, es decir, sin medidas destinadas a su corrección. Para 2020, se prevé un déficit del 2,4%, pese a la reducción de costes financieros en un entorno de bajos tipos de interés, y apenas bajaría hasta el 2,2% en 2022.