Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Aplazada la fecha para completar el Segundo Dividendo Digital y la subasta de 5G

  • Actualidad

5G

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha comunicado a la Comisión Europa que va a aplazar la liberación de la banda de 700MHz y la subasta del espectro 5G, dos procesos que van casi en paralelo. La causa, claro está, es la situación derivada de la pandemia del coronavirus. La asociación que agrupa a las principales operadoras apoya la decisión.

 

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

El Ministerio que dirige Nadia Calviño ha informado del aplazamiento de la fecha para liberar la banda de 700 MHz, o lo que es lo mismo, el Segundo Dividendo Digital, cuya conclusión estaba prevista por mandato de la UE para el próximo 30 de junio. Lo mismo sucede con la subasta de ese espectro entre los operadores para el despliegue de 5G.

Se retrasan por la emergencia sanitaria y se comunica a la Comisión Europa que se fijará una nueva fecha cuando finalicen las medidas de contención del Covid-19.

La primera reacción al anuncio ha venido de DigitalES, asociación sectorial de la que forman parte Telefónica, Vodafone, Orange, Grupo MásMóvil y Euskaltel, que dice que éste es un proceso relevante y que, en consecuencia, se debe acometer “con las debidas garantías de certidumbre, eficiencia técnica y económica, y seguridad jurídica para el conjunto de agentes involucrados en el mismo”.

Las actuales circunstancias, en opinión de esta patronal tecnológica, entrañan una serie de riesgos operativos, financieros y estratégicos ligados a este proceso que no pueden ser asumidos por el conjunto de agentes involucrados y aconsejan máxima prudencia, así como la reconsideración de los citados plazos. “No hay que obviar asimismo que los recursos de los agentes directamente afectados se encuentran focalizados, en la situación de emergencia sanitaria, en el mantenimiento y operación de los servicios y tecnologías en servicio”, explica. 

Por tanto, considera adecuada la decisión de adecuar los plazos de liberación efectiva de la banda y retrasar la licitación de la misma hasta que ambos procesos puedan acometerse de manera ordenada y en condiciones de normalidad.