Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Sin brecha de género en puestos STEM se generarían en España más de 30.000 millones al año

  • Actualidad

Mujeres trabajando

Un estudio sobre la brecha de género en el mundo digital sostiene que la equiparación del número de hombres y mujeres en puestos digitales generaría 31.200 millones de euros anuales, casi 3 puntos del PIB.

Recomendados: 

Ciberseguridad en 2020, ¿qué debemos esperar? Webinar ondemand

Ciberseguridad industrial, protegiendo el sector productivo Webinar ondemand

En la actualidad, hay 247.600 hombres más ocupando puestos STEM que mujeres. Si se igualara la ocupación de mujeres y hombres, manteniendo la productividad media del sector registrada en 77.600 euros por empleado, se generarían 31.200 millones de euros más al año, equivalentes al 2,8% del PIB de 2019.

Así se desprende del ‘Informe sobre la brecha de género en el ámbito digital’, que ha presentado ClosinGap y que ha sido liderado por Vodafone. Sus autores concluyen también que la menor presencia femenina también repercute en la recaudación fiscal: con un tipo efectivo medio del IRPF del 10,8% y una cotización media del 29,5%, el Estado ingresaría 12.546 millones de euros más al año. Y con un tipo efectivo medio de impuestos a la producción (IVA) del 10,5%, la recaudación podría aumentarse en unos 3.264 millones de euros anuales.

Los datos de este documento constatan que en las profesiones STEM, acrónimo inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, llamadas a tener un mayor protagonismo en el mundo digital, hay una fuerte infrarrepresentación de mujeres. De los 4,2 millones de ocupados en disciplinas STEM en España, apenas un 10% trabajan en sectores digitales. Y de ellos, solo uno de cada cinco son mujeres, datos que reflejan una acusada brecha de género.

¿Los motivos? Según el estudio, son el resultado de estereotipos de género que generan una pronunciada brecha de género en las carreras STEM. La socialización de género, la aprobación y sentimiento de pertenencia al grupo y los estereotipos asociados a los profesionales del sector provocan que las niñas muestren menos interés en estas áreas. “Esta situación se agudiza, además, con la falta de referentes femeninos, al ser ocupaciones en las que predominan los hombres”, añade.

Este trabajo indica que la brecha de género en el uso de Internet ha desaparecido, pero existen diferencias de género y edad en las habilidades digitales entre mujeres y hombres, y también entre la población mayor. Así, mientras que las mujeres destacan en las competencias digitales relacionadas con la comunicación y la información, los hombres puntúan mejor en software y en la solución de problemas digitales. Esta disparidad se agudiza en los grupos de edad más avanzada, a partir de los 65 años, y desaparece por completo en las nuevas generaciones, conocidas como “nativas digitales”.