Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El Mobile World Congress se aplaza hasta junio de 2021

  • Actualidad

Barcelona - MWC

Ya es oficial. El Mobile World Congress no se va a celebrar en las fechas previstas (entre el 23 y el 25 de febrero), sino que la organización ha decidido que se aplace hasta finales de junio. Concretamente, las nuevas fechas serán entre el 28 de junio y el 1 de julio en formato semipresencial.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa?Webinar

España Digital 2025 Leer 

Barcelona no acogerá el Mobile World Congress a finales de febrero. Como ya se preveía, la organización ha decidido aplazar la cita a verano. Concretamente, las nuevas fechas serán entre el 28 de junio y el 1 de julio. El motivo que ha llevado a cambiar la fecha es la evolución de la pandemia.

En un comunicado, la GSMA ha mostrado su compromiso para seguir invirtiendo en que “el MWC21 se pueda celebrar con seguridad y pueda ofrecer una experiencia única”. La organización ha decidido que la edición del año que viene sea semipresencial. “Habrá sesiones online para complementar la abrumadora demanda de convocar un evento presencial”.

Mats Granryd, director general de la GSMA, ha explicado que, para su organización, “la salud y la seguridad de nuestros expositores, asistentes, personal y habitantes de Barcelona son de suma importancia”.

Por su parte, John Hoffman, CEO de la GSMA, ha agradecido “el apoyo abrumador de todos nuestros socios y clientes que siguen dedicados a garantizar que el MWC21 Barcelona sea un éxito”. Este congreso “es más que un simple evento. Es una experiencia que une a todas las industrias”.

Los organizadores del Mobile World Congress se comprometieron a que el congreso de tecnologías móviles se celebre en Barcelona un año más de lo que inicialmente preveía el contrato, es decir, la ciudad será su sede también en 2024, después de que tuviese que suspenderse este año por la crisis del coronavirus

La cancelación supuso un importante agujero económico para Barcelona, que dejo de ingresar cerca de 500 millones de euros (en la edición de 2019 se superaron los 473 millones de euros) y de crear más de 14.000 puestos de trabajo temporales.

Pau Relat, presidente de la Fira de Barcelona, ha mostrado su apoyo a esta decisión y la intención de que la de 2021 sea “la mejor edición posible” esperando que haya “una participación extraordinaria de empresas y visitantes”.