Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

GSMA: 'Bajo estas circunstancias era imposible celebrar el Mobile World Congress'

  • Actualidad

Rueda de prensa Mobile

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha comparecido junto a Mats Granryd, director general de la GSMA, y John Hoffman, CEO de la GSMA, entre otras autoridades, para explicar los motivos que han llevado al organismo a cancelar el Mobile World Congress. A pesar de que ni en Barcelona, ni en Cataluña ni en España hay alerta sanitaria por el coronavirus, la organización ha reconocido que "bajo estas circunstancias" era imposible celebrar el MWC 2020.

“Estaba todo preparado para celebrar la mejor edición del Mobile World Congress”. Con esta frase, Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha lamentado la decisión que ha tenido que adoptar la GSMA, la cual se ha producido “por causas ajenas a la ciudad” pero que desde el Ayuntamiento se comprende. “Entendemos que es una circunstancia imprevisible”. Colau ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía remarcando que “no había ninguna alarma ni en Barcelona, ni en Cataluña ni en España” por el coronavirus.

Tras la decepción por la cancelación, Colau ha asegurado que “miramos con optimismo al futuro. La relación del Mobile World Congress con Barcelona es de éxito, cada año, más positiva. Trabajaremos codo con codo para que Barcelona se sitúe como capital tecnológica del Sur de Europa”.

La alcaldesa de Barcelona ha reconocido que el impacto económico para la ciudad “va a ser importante” y ha mostrado su disposición para buscar soluciones para todos los que se han visto afectados.

“La edición de 2021 será la primera de muchas otras”, ha afirmado Colau. Barcelona tiene contrato para albergar el Mobile World Congress hasta 2023. “Nuestra ciudad es y será una ciudad abierta, acogedora, que recibe miles de visitantes al año”.

Mats Granryd, director general de la GSMA, ha destacado que la alarma global que se ha producido por el último brote de coronavirus ha llevado a la asociación a “adoptar una decisión muy difícil”. Tras la ola de cancelaciones y la alarma social creada la GSMA ha determinado “que era imposible celebrar el Mobile World Congress bajo estas circunstancias”.

John Hoffman, CEO de la GSMA, ha remarcado que Barcelona “ha celebrado 13 exitosas ediciones del Mobile World Congress”. Al igual que Granryd, ha explicado que la decisión se ha adoptado pensando “en la salud, en la seguridad”, además de “en otras circunstancias”. La ola de cancelaciones que se han producido en los últimos días hubiera hecho que esta edición del Mobile World Congress “hubiera sido más pequeña”, algo que “no es bueno”.

Asimismo, Hoffman ha descartado posponer la edición de este año, ya que “es imposible predecir cuándo la situación de alarma social va a concluir”, con lo que la mejor decisión es “mirar al futuro” y pensar en la edición de 2021, que también se celebrará en Barcelona.

Pau Relat, presidente del consejo de administración de la Fira de Barcelona, ha mostrado su “tristeza” por la cancelación, aunque ha querido transmitir un mensaje de “comprensión”, a pesar de que “ni Barcelona, ni Cataluña, ni España se han visto afectadas por el coronavirus”.

“Hemos trabajado hasta el último momento para celebrar con todas las garantías el Mobile World Congress”, ha reiterado Relat, que también ha agradecido “el compromiso” de la GSMA con Barcelona. “Nos vamos a poner a trabajar desde ya para que la edición de 2021 sea la mejor de la historia”.

Teresa Cuniller, delegada del Gobierno en Cataluña, ha incidido en que la alerta por coronavirus en España “es baja. Sólo ha habido dos posibles casos que finalmente se han descartado”. A esto hay que unir que “nuestro sistema sanitario está preparado” para hacer frente al coronavirus.

Tant Granryd como Hoffman han explicado que la decisión “sólo se debe a la alerta por el coronavirus” y ha reusado hacer una valoración del coste que va a suponer la cancelación, debido a que “todavía es pronto”.

Bárbara Madariaga