Los coches conectados supondrán una oportunidad para las telecos de 3.000 millones de dólares en 2025

  • Actualidad

coche conectado

Un nuevo estudio de Juniper Research calcula que en 2025 habrá 200 millones de automóviles con conectividad integrada, coincidiendo con un fuerte aumento de la adopción de 5G. Los servicios supondrán una oportunidad para las operadoras de telecomunicaciones de 3.000 millones de dólares por servicios adicionales ofrecidos a través de sus redes.

Recomendados: 

El dato: piedra angular de una experiencia customer-centric Webinar

Poniendo al ciudadano en el centro de las ciudades inteligentes Leer 

En cinco años habrá el doble de coches conectados en circulación, pasando de 110 millones actuales a 200, y un segmento que beneficiará de este aumento será el de los operadores móviles. Según Juniper Research, la incorporación de eSIMs (SIMs integrada) en los vehículos permitirá a las operadoras aprovechar su infraestructura de red existente para ingresar 3.000 millones de dólares por servicios adicionales ligados a la conectividad M2M o máquina a máquina.

Las eSIMs serán el catalizador del despliegue de los servicios que se ofrecerán en este segmentos de mercado, fruto del avance que se producirá en este campo como, por ejemplo, unos formatos más pequeños y más durabilidad de los módulos, que resultarán más atractivos para los fabricantes de automóviles frente a las SIM tradicionales.

El informe insta a los operadores a aprovechar los acuerdos mayoristas con los fabricantes de automóviles para crear flujos de ingresos constantes, a través de los cuales las telecos deben garantizar la prestación de servicios de gestión, ya sea directamente o mediante asociaciones con plataformas de IoT, para atraer a las marcas a sus redes. En este sentido, uno de los autores de la investigación, Sam Barker, explica que “a medida que aumente la adopción de SIMs integradas, el éxito de los operadores estará determinado por plataformas que puedan ofrecer servicios de valor añadido más completos”.

El informe pronostica que, del total de coches conectados en 2025, 30 millones lo harán a través de conectividad 5G, y aunque serán menos (el 40%), el 25% de los datos que se generen vendrán de estos vehículos. Por ello, Juniper dice que suplemento por estas conexiones por el tráfico de red que van a generar.

Otro trabajo de esta misma firma de análisis estima que en 2025 también se producirá un incremento de los pagos que se realicen a través de los sistemas integrados de los vehículos. Su cálculo es que en 2025 alcanzarán la cifra de 86.000 millones de dólares, frente a los 545 millones que se moverán por esta vía al término de 2020.