Telefónica y Allianz crean una compañía para desplegar fibra en Alemania

  • Actualidad

acuerdo alianza global

Telefónica y Allianz han llegado a un acuerdo para la creación de una joint venture para el despliegue de fibra hasta el hogar (FTTH) en Alemania. Cada una de ellas tendrán una participación del 50%, bajo un modelo de co-control, y comprometen aproximadamente 5.000 millones de euros en los próximos seis años.

Recomendados: 

El dato: piedra angular de una experiencia customer-centric Webinar

Poniendo al ciudadano en el centro de las ciudades inteligentes Leer 

Telefónica y Allianz se han asociado para desplegar fibra en Alemania a través de una plataforma mayorista. Lo han hecho a través de una operación a través de la que ambos grupos crean una compañía, al 50% y que gestionarán bajo un modelo de co-control.  

La participación del Grupo Telefónica se llevará a cabo a través de su filial de infraestructuras, Telefónica Infra, que tendrá un 40%, y de Telefónica Deutschland/O2, que tendrá una participación del 10%. Allianz Capital Partners adquirirá un 50% de las acciones de la empresa en representación de varias compañías de seguros Allianz ("Allianz") y del Fondo Europeo de Infraestructuras de Allianz (Allianz European Infraestructure Fund).

La compañía, que operará como un operador mayorista neutral, desplegará redes locales de fibra óptica en zonas rurales y semirrurales de Alemania con baja cobertura y ofrecerá acceso mayorista FTTH a todos los proveedores de servicios de telecomunicaciones, para que éstos, a su vez, puedan ofrecer estos servicios a sus clientes finales.

La ‘joint-venture’ tiene como objetivo desplegar más de 2 millones de hogares a través de una red de fibra de más de 50.000 kilómetros, al tiempo que genera beneficios medioambientales a través de operaciones energéticamente eficientes y posibilita la transición a la fibra en las zonas de despliegue.

Ambas compañías prevé inversiones de hasta 5.000 millones de euros a través de varias fuentes de financiación: contribuciones de los accionistas, un préstamo subordinado a largo plazo, y financiación externa sin recurso a los accionistas. Las inversiones se distribuirán a lo largo del período de despliegue de seis años: Telefónica invertirá hasta 500 millones de euros de capital y Allianz invertirá hasta 1.000 millones de euros a través de distintos instrumentos.

La transacción está sujeta a la aprobación de las autoridades de competencia y se espera que el cierre se produzca en el primer semestre de 2021.