¿Qué preocupa a los trabajadores del modelo de trabajo híbrido?

  • Actualidad

Cultura de trabajo hibrido

Tiene ventajas y nadie lo duda, pero no hay nada perfecto. A las plantillas les preocupan algunos aspectos del modelo de trabajo híbrido que tienen que ver con el desarrollo profesional, la dispersión física, la comunicación o la colaboración. Algunos de ellos se solucionan con tecnología y una sólida cultura corporativa, que emergen como claves para el éxito del trabajo híbrido de las plantillas distribuidas.

Recomendados: 

Planes flexibles para la compra de tecnología. Conoce ISIT de Sothis Webinar

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

Un nuevo estudio de Cisco, realizado entre más de 10.000 trabajadores de doce países, revela que algunos aspectos del modelo de trabajo híbrido preocupan a los empleados, y están relacionados con la comunicación, el reconocimiento de sus logros o el desarrollo profesional.

Los datos de las respuestas obtenidas en España indican que, aunque muchos trabajadores remotos se consideran capacitados y cuentan con la confianza de sus jefes, todavía hay una minoría significativa a la que le preocupa quedarse atrás. Así lo constata que el 18% no cree que su jefe confíe en su trabajo sin una amplia supervisión y,  aunque el 51% de los empleados españoles se sienten reconocidos, el 49% cree que sus logros se pasan por alto.

La oportunidad de progresar constituye otra de las principales preocupaciones, ya que el 42% de los trabajadores temen que no estar físicamente cerca de su jefe afecte a su carrera profesional. La comunicación es esencial para superar el reto de la dispersión física, así como para mantener una sensación de estabilidad y autonomía. El 74% de los empleados españoles consideran que cuanto más dispersos estén los equipos, más se necesita que los líderes refuercen la comunicación.

Por otro lado, la formación y el desarrollo siguen siendo prioritarios para los consultados, especialmente en aspectos técnicos para el trabajo diario. En este sentido, el 85% de los trabajadores demanda formación en tecnologías y en habilidades digitales, con más de la mitad (57%) preocupados por no recibir dicha formación.

Resulta también fundamental equipar a los empleados con las herramientas adecuadas para conectarse y colaborar. Sobre este tema, si bien el 60% de los consultados afirman disponer de toda la tecnología necesaria para teletrabajar, cuatro de cada diez trabajadores españoles creen que puede mejorarse.

Para limar las posibles reticencias emergen como claves disponer de la tecnología adecuada y tener una sólida cultura empresarial y así lo sostiene el director de colaboración de Cisco España, Michel Rodríguez, quien explica que “los trabajadores eligen a las empresas por muchas razones, incluyendo su cultura y sus valores. A medida que evolucionamos hacia el nuevo modelo de trabajo remoto e híbrido, debemos tomar medidas adicionales para garantizar que todos se consideren implicados. Tanto la cultura como la tecnología desempeñan un papel fundamental para que trabajadores y equipos diversos y dispersos se sientan incluidos y conectados”.