Casi la mitad de las empresas españolas estarán en modelos híbridos o multicloud en un lustro

  • Cloud

cloud

El 47% de las organizaciones españolas espera tener implementado un modelo híbrido o multicloud en los próximos cinco años, frente al escaso 13% que lo tiene actualmente. Esto evidencia que sus planes pasan por acelerar sus estrategias cloud tras la pandemia para impulsar la recuperación.

Recomendados: 

Domina la complejidad en el cloud Leer

Capacidades críticas para la monitorización de los microservicios Leer

La última entrega del estudio ‘Enterprse Cloud Index Report’, de Nutanix, es concluyente: las estrategias cloud han ganado impulso en las organizaciones españolas, que ven en el modelo una forma de responder rápido al nuevo contexto que surge de la pandemia.

Ocho de cada diez empresas reconoce que el coronavirus ha convertido a las tecnologías en un factor más estratégico para su negocio y un porcentaje más elevado, el 85%, considera a la nube híbrida como el modelo de infraestructura tecnológica adecuada para la “nueva normalidad”. Otra de las conclusiones es que el 47% de las organizaciones españolas espera tener implementado un modelo híbrido o multicloud en los próximos cinco años, frente al escaso 13% que lo tiene actualmente.

El estudio no solo ha medido este año el grado de adopción de las tecnologías de cloud privada, pública e híbrida, sino que también ha analizado el impacto de la pandemia en las decisiones y estrategias de TI de las empresas. Las respuestas en este  punto ponen en valor el papel que ha tenido cloud computing a la hora de permitir a las empresas continuar operando ya que, a lo largo de 2020, el 57% de ellas han aumento su inversión en cloud pública y el 32% en cloud híbrida. Además, los datos indican el 63% ha llevado a cabo actualizaciones generales en sus infraestructuras de TI.

Otro de los principales efectos provocados por la pandemia ha sido la generalización del teletrabajo, una tendencia que ha llegado para quedarse. Así, si en 2019 casi un 32% de las empresas españolas no tenían a ningún empleado trabajando a tiempo completo desde casa, este porcentaje ha caído bruscamente 30 puntos porcentuales en 2020 y se ha situado en apenas un 2%.