España y Alemania cooperarán en el área de identidad digital

  • Actualidad

acuerdo

Los dos países quieren compartir buenas prácticas en el ámbito de la identidad digital a nivel técnico, normativo y operativo. El acuerdo incluye la realización de un piloto transfronterizo que impulse un ecosistema europeo de identidades digitales con el objetivo de contribuir al Marco de Identidad Digital de la Unión Europea.

Recomendados: 

7 consejos para proteger los datos de tu empresa y vencer al ransomware Leer

Gestión de riesgos para la mejora de los planes de continuidad de negocio Leer

La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, ha firmado una declaración conjunta con la República Federal de Alemania, representada por la Ministra de Estado de Digitalización, Dorothee Bär, por la que se establece un acuerdo de cooperación entre los dos países para cooperar en el ámbito de la identidad digital transfronteriza basándose en los principios de la identidad autosuficiente (SSI).

El acuerdo de cooperación incluye el diseño y la conceptualización de un piloto transfronterizo que se pondrá en marcha en un futuro próximo, con el objetivo de contribuir al desarrollo del Marco de Identidad Digital de la Unión Europea, tal y como se ha anunciado recientemente como parte de la última propuesta eIDAS de la Comisión.

Además, ambos países compartirán buenas prácticas en el ámbito de la identidad digital desde un punto de vista técnico, normativo y operativo, y explorarán opciones para establecer y escalar un ecosistema de identidad abierto y descentralizado que pueda funcionar a través de las fronteras, garantizando identidades digitales seguras y confiables basadas en documentos de identidad emitidos por el Estado, así como credenciales de identidad digital.

Con estos objetivos en mente, han aprobado la creación de un grupo de trabajo conjunto sobre identidad digital y se han comprometido a presentar los resultados a intervalos regulares a todas las partes interesadas.

Esta colaboración está abierta a otros Estados miembros de la Unión Europea que compartan la visión de un ecosistema de identidad digital a escala dentro del territorio.