¿Preparados para el mundo hiperdigital de la próxima década?

  • Actualidad

bola cristal futuro

La conectividad y la tecnología inteligente transformarán nuestra experiencia en el mundo en la próxima década. Un nuevo informe de Vodafone, publicado en colaboración con The Future Laboratory, pronostica un cambio profundo en la vida de las personas en 2030, cuando entren en nuestra realidad cotidiana los asistentes inteligentes controlados por el cerebro o espejos que detectan enfermedades.

Recomendados: 

Administración pública: afrontando la década digital Evento

Los tres pilares de una Transformación Digital B2B exitosa Leer

El informe, que se titula ‘Connected Consumer 2030’ (CC2030), explora cinco escenarios en los que la tecnología va a impactar de forma radical en la forma de hacer las cosas y mejorará la vida de las personas, además de contribuir a resolver grandes retos que tenemos hoy en día.

Los dispositivos inteligentes que detectan y previenen enfermedades
La crisis sanitaria mundial de 2020 supuso la interrupción de los servicios sanitarios esenciales en el 90% de los países, según la OMS. De acuerdo con este estudio de Vodafone y The Future Laboratory, en los próximos diez años, los hogares estarán equipados con productos que monitorizarán la salud de forma proactiva y podrán diagnosticar afecciones, detectando antes los posibles problemas de salud y facilitando un modelo de atención sanitaria preventiva que podría ahorrar al sector sanitario 39.000 millones de euros al año.

El informe augura que los espejos del baño podrían estar equipados con sensores que comprueben el flujo sanguíneo y los cambios anormales en el color de la piel; o que los altavoces inteligentes sean capaces de solicitar automáticamente una receta al detectar sonidos como la tos y los estornudos. Estos dispositivos podrán evaluar mediciones vitales como la hidratación, el azúcar en la sangre y la presión arterial para predecir o prevenir condiciones de salud crónicas antes de que aparezcan. La atención conectada también será fundamental para aumentar la independencia entre una población que envejece constantemente, permitiendo a las personas vivir de forma independiente durante más tiempo y dando a los familiares y cuidadores la seguridad de que sus seres queridos estarán bien.

Los wearables interactuarán con la mente del usuario
Los dispositivos wearables podrán ir más allá del control por voz e interactuar directamente con los pensamientos del usuario, según este futurista informe.

En lugar de responder al sonido, estas interfaces cerebro-ordenador detectarán las señales que el cerebro envía automáticamente a la boca cuando "decimos" palabras en nuestra cabeza, permitiendo a los usuarios dar órdenes a sus asistentes inteligentes sin tener que hablar en voz alta. Esto abre la posibilidad de un futuro sin pantallas o un metaverso en el que la comunicación con los dispositivos se produce a través de redes neuronales que permiten a los usuarios tomar notas mentales o comunicarse en silencio con sus dispositivos.
 
‘Naturaleza conectada’ para combatir el cambio climático
Según el estudio, la conectividad también ayudará a luchar contra el cambio climático, ayundando a reducir las emisiones globales hasta en un tercio y ayudar a cumplir el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 grados en 2030. Hacia el final de la década se espera que la conectividad se incorpore a los árboles, las praderas e incluso los océanos, lo que permitirá supervisar el impacto de los planes de regeneración y evaluar las posibles amenazas.

La recopilación de datos también permitirá a las ciudades inteligentes identificar y reutilizar el exceso de energía, permitiendo que la energía y el calor no utilizados de los edificios se redistribuyan a los hogares o espacios públicos circundantes.

Hologramas e IA para crear espacios de venta en los vehículos autónomos
Las ciudades inteligentes y los vehículos autónomos están llamados a transformar nuestra forma de movernos, y el impacto en el PIB de la conectividad en el transporte alcanzará los 241.000 millones de euros en 2030, según Research and Markets. Los vehículos autónomos no solo serán más ecológicos y silenciosos, sino que, mediante hologramas inmersivos, permitirán a las marcas de comercio electrónico mostrar sus últimas colecciones a los pasajeros mientras viajan.

Las conclusiones del informe sugieren que los pasajeros podrán pasar por encima de los productos e incluso ser guiados hasta un destino comercial para realizar una compra. Al entrar en un vehículo, los pasajeros podrán controlar su viaje a través de sus dispositivos personales, preseleccionando entre una serie de ajustes que van desde el turismo hasta el trabajo y el ocio para crear una experiencia de pasajero completamente personalizada.

Los datos personales se convertirán en una nueva moneda
A medida que aumente la concienciación sobre el valor de los datos personales, los futuros consumidores exigirán servicios y experiencias hiperpersonalizados a cambio de ellos. Con un 44% de personas en todo el mundo que prefieren renunciar a contenidos personalizados antes que compartir información, el informe predice que los datos personales se convertirán en una moneda que las marcas tendrán que pagar u ofrecer a cambio de una experiencia elevada.

Tendrá que pasar casi una década para comprobar que esta evolución se ha producido, pero algunas de esas proyecciones parece que ya están encauzadas. ¿Preparados para una vida hiperdigital?