Tres de cada cuatro aseguradoras dedicarán más presupuesto a sus estrategias digitales en 2022

  • Actualidad

Digitalizacion

El sector asegurador está experimentando un fuerte aumento de sus ingresos a través de los canales digitales. Para consolidar esta senda, el 75% ha aumentado las partidas presupuestarias destinadas a digitalización.

Los esfuerzos de las aseguradoras para consolidar sus modelos digitales están dando resultados, según confirma el estudio “Prioridades Digitales 2022”, de la consultora Multiplica. Según sus datos, nueve de cada diez aseguradoras aumentaron en 2021 su facturación procedente de canales digitales en más del 20%.

Los buenos resultados tienen un efecto impulsor de sus hojas de ruta digitales, y esto se plasma en mayores presupuestos este año, hasta el punto de que un 75% de las compañías de Seguros están destinando más dinero a sus estrategias digitales, mientras que el porcentaje restante lo mantendrá en los mismos parámetros que el año pasado.

En cuanto a las principales áreas de inversión, tendrán continuidad las relacionadas con mejorar el servicio al cliente e incrementar su negocio digital. En este sentido, las cuatro principales prioridades que tienen este año son conocer mejor a sus clientes a través de estrategias basadas en datos, lanzar nuevos productos digitales móviles, mejorar la experiencia del cliente e identificar el LTV (Lifetime Value) de los clientes para conseguir su fidelización a través de la creación servicios personalizados.

Para conseguirlo, un 80% de ellas se han marcado como objetivo mejorar los servicios digitales que se ofrecen a sus clientes. En esta área “queda mucho camino por recorrer en la mejora básica de las áreas privadas digitales de los clientes, pero sobre todo, en la incorporación de productos y servicios de valor añadido”, subraya el informe de Multiplica.

A continuación, le siguen en la lista seguir impulsando la digitalización para reducir los costes de los servicios y ganar eficiencia, según el 50% de las aseguradoras participantes; ser más rápidas en el lanzamiento de nuevos productos y servicios, y modernizar la experiencia para atraer a clientes más jóvenes. Estos dos últimos objetivos han sido citados por el 30% de los encuestados.