El 97% de las startups españolas son de base tecnológica

  • Actualidad

emprendedor startup pyme

En la actualidad existen 23.383 startups en España, de las cuales prácticamente la totalidad desarrollan actividades tecnológicas, según un estudio de INFORMA. Madrid, Cataluña y Andalucía concentran el 62% del total.

Recomendados: 

El "Headless" CMS en la empresa Leer

La optimización de los
los costes IT Informe

Cómo diversificar canales de ventas digitales en empesas B2B  Leer

Según este estudio sobre las startups en España, entendidas como empresas de reciente creación que desarrollan una actividad tecnológica o innovadora, en España hay 23.383 compañías activas. Casi el 96% dson microempresas, algo más del 2,5% pequeñas, y las medianas y las grandes no alcanzan el 1%.  

El 27% de ellas tiene su sede en la comunidad madrileña, un 23% en Cataluña y un 12 % en Andalucía, pero, sobre el total de creaciones en cada comunidad, el porcentaje de potenciales empresas emergentes es mayor en La Rioja, un 14%, Canarias, un 7%, y Navarra, con casi el 7%. Madrid y Cataluña también se quedan cerca del 7%.

Dada la definición utilizada de startup utilizada por INFORMA para su estudio, la mayor parte de estas empresas desarrollan actividades tecnológicas, relacionadas con actividades no tecnológicas encontramos a poco más del 3%. Algo más del 80% se dedica a servicios de alta tecnología o punta (las actividades de programación representan el 47%), y el 13% a actividades manufactureras de alta tecnología.

De las no tecnológicas, el 33 % se dedica a servicios empresariales, un 19% al comercio y un 13% a la industria.

Analizando las cuentas las empresas creadas los últimos cinco años, se aprecia que las startups tienen una tasa de supervivencia superior al resto de compañías. En este sentido, como indica Nathalie Gianese, directora de Estudios de Informa D&B, " cerca del 92% permanecen activas frente al 73% del resto, desmintiendo la creencia de que tienen mayor riesgo”.

Unido al mayor porcentaje de supervivencia de la starups, el informe detecta otros indicadores que muestran que estas compañías tienen un nivel de riesgo inferior al resto. Su probabilidad de cierre en los próximos doce meses es menor. Así, el 73% tiene un riesgo medio-bajo o bajo frente al 63 % de empresas en esta situación entre el resto. Y su riesgo de liquidez (probabilidad de impagados) también es muy inferior, sólo el 1 % tiene riesgo alto o moderadamente alto frente al 26% del resto. Además, cuentan con un índice de resiliencia más elevado, el 46% se encuentran en el nivel elevado o medio-alto frente al 39% de las demás compañías. 

También presentan una mayor propensión a crear empleo: las start-ups tienen un promedio superior de número de empleados, 7 frente a 5, y de calidad, un 70% son puestos fijos, mientras que en el resto de compañías se queda en el 65%. 

Por último, el documento subraya que la rentabilidad de estas empresas, startups o no, es muy baja, seguramente debido a los efectos de la crisis sanitaria, del 0,36% y del 0,16 %, respectivamente. Aunque entre las start-ups la cifra de ventas por empresa es superior, por encima del millón de euros, frente a los 725.000 euros entre el resto de compañías.