Irlanda sanciona a Meta con 265 millones por la filtración de datos de 533 millones de usuarios

  • Actualidad

Facebook movil

La autoridad de Protección de Datos de Irlanda ha multado a Meta con 265 millones de euros por vulnerar la normativa europea de protección de datos por la filtración de la información personal de más de 500 millones de usuarios de Facebook de 206 países, entre ellos España.

Meta acumula una nueva multa de las autoridades europeas por vulnerar la regulación de protección de datos y, con esta, el importe de las sanciones ya se acerca a los 900 millones de euros. La Comisión de Protección de Datos irlandesa ha multado ayer lunes al gigante tecnológico con 265 millones de euros por una brecha de datos en Facebook descubierta el año pasado, que provocó que se filtrasen los datos de alrededor de 533 mllones de usuarios de la red social en 206 países. En el momento en la que se hizo pública, los expertos de la firma de ciberseguridad israelí Hudson Rock estimaron que 10,8 millones eran españoles. 

Datos como nombres completos, teléfonos, documentos identificativos o domicilios se vieron comprometidos y estuvieron disponibles gratuitamente en foros de hackers, por lo que pudieron ser utilizados por los ciberdelincuentes para sus ataques. En ese momento, Facebook aseguró que la filtración se había producido en 2019 y que ya estaba reparada, y explicó que se había producido un 'scrapping' de datos, técnica de extracción de contenidos y datos de sitios web mediante un software automatizado.

El 14 de abril de 2021, tras conocerse el incidente, el regulador irlandés inició una investigación, que concluye que Facebook vulneró el artículo 5 del Reglamento General de Protección de Datos de la UE, que exige que "se garantice una seguridad adecuada de los datos personales, incluida la protección contra el tratamiento no autorizado o ilícito y contra su pérdida, destrucción o daño accidental, mediante la aplicación de medidas técnicas u organizativas apropiadas".

Esta agencia ha explicado, a través de su responsable, Helen Dixon, que "dado que este conjunto de datos eran tan grande, que ya había habido precedentes de scraping en la plataforma y que los problemas se podían haber identificado antes, finalmente imponemos una multa significativa".

Según este organismo, se ha llevado a cabo un proceso de investigación integral, incluida la cooperación con todas las demás autoridades de supervisión de protección de datos de la UE. "Esas autoridades de control estuvieron de acuerdo con la decisión" que ha tomado el regulador irlandés.

Irlanda desempeña un papel clave en la aplicación de las normas de protección de de datos en la Unión Europea, ya que gigantes de Internet, como Meta, Google o Twitter, tienen su sede en el país.