Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Acuerdo LzLabs y Capgemini para llevar a clientes mainframe a cloud

  • Cloud

Acuerdo alianza

LzLabs acaba de firmar un acuerdo con Capgemini en España para impulsar la modernización de las aplicaciones de mainframe de sus clientes. El objetivo es apoyar a las empresas a evolucionar hacia sistemas abiertos y en la nube.

 

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

LzLabs acaba de dar a conocer los detalles de su acuerdo con Capgemini en España para dar soporte a sus clientes en sus implementaciones de la solución LzLabs Software Defined Mainframe (LzSDM).

Como parte del acuerdo, la consultora ofrecerá servicios técnicos de integración de sistemas en proyectos conjuntos con LzLabs prestando apoyo a sus clientes a lo largo de la migración del mainframe hacia la nube. Sus servicios respaldarán tanto la cualificación y evaluación, como el descubrimiento y, en última instancia, llevando a los clientes a producción sobre LzSDM.

Según la compañía suiza, muchas de las empresas más grandes del mundo han tenido problemas a la hora de incorporar datos y aplicaciones de mainframe heredadas en sus iniciativas "cloud-first". Y es en este contexto en el que se firma este acuerdo, cuyo objetivo es ayudar a los clientes fundamentalmente para que puedan aprovechar cloud migrando las aplicaciones, sin recopilación o reformateo de datos, a arquitecturas como, por ejemplo, Capgemini Cloud Platform.

Una vez trasladadas las aplicaciones a la plataforma LzSDM, los clientes podrán beneficiarse de la agilidad de administrar sus aplicaciones de mainframe heredadas utilizando las herramientas de orquestación DevOp, además de tener garantizado que las aplicaciones mainframe y rehospedadas en sistemas abiertos coexisten e interoperan.

Otra de las ventajas, según explica la LzLabs, es que “aceleración tangible del mantenimiento de aplicaciones, así como también iniciativas de reescritura”.