Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El comercio español pierde más de 4.000 millones de euros anuales por las colas para pagar

  • En cifras

retail pago tienda

Los nuevos modelos de pago están en plena expansión. El rápido crecimiento que está experimentado el comercio electrónico y el cambio de hábitos de los usuarios ha hecho que otras alternativas de pago cada vez gocen de mayor aceptación por parte de los usuarios. Las colas para pagar es uno de los principales motivos de abandono de la compra.

Este es el caso de Ayden, una plataforma de pago que cuenta entre sus clientes con nombres como Mango, O’Neil, L’Oréal, Uber, Spotify o Camper. Estas compañías “utilizan nuestra solución para optimizar los pagos y prepararse para el futuro”.

La firma acaba de dar a conocer los resultados de un estudio en el que destacan que los usuarios son cada vez más impacientes. No en vano esperar colas para pagar “es uno de los principales motivos de abandono de los compradores españoles”. Esto está provocando que los retailers en España pierdan 4.246 millones de euros anualmente, de los que “2.215 millones de euros corresponden a pérdidas debidas a que los compradores adquieren los productos en un retailer alternativo, mientras que los 2.031 millones de euros restantes corresponden a compras que finalmente no se realizaron”.

“El comercio todavía tiene mucho que hacer” para satisfacer las necesidades de los clientes. “Los usuarios quieren comprar lo que desean, como ellos quieren, donde ellos prefieren y de la manera deseada”.

Una de las claves del éxito del comercio electrónico es que los usuarios “no quieren hacer cola en la tienda para pagar” (así lo asegura el 41% de los encuestados). Para el 38% esperar más de cinco minutos es demasiado tiempo.

 Hacer colas en las tiendas para pagar es una de las mayores barreras para cubrir esta demanda. De hecho, de los consumidores que prefieren comprar online, el 41% afirma que se debe a que no les gusta hacer cola para pagar. Además, casi dos de cada cinco (el 38%) dice que esperar en una cola más de 5 minutos es demasiado tiempo.

“La tecnología está cambiando continuamente nuestra forma de comprar, y las expectativas de los clientes cambian muy rápido”, según Juan José Llorente, country manager de Adyen en España y vicepresidente de ventas para el Sur de Europa. “Los retailers que se adaptan para cubrir estas demandas son los que están teniendo éxito, mientras que los que no son capaces de evolucionar lo están pasando mal. El campo de batalla está realmente en la experiencia de usuario. Y nuestra encuesta muestra que hay grandes oportunidades para que los retailers se diferencien de sus competidores evitando barreras tan claras como las colas a la hora de pagar”.

El estudio asegura que sólo el 28% de los retailers ofrece terminales punto de venta móviles, sólo el 29% dispone de kioscos de pago en las tiendas, y solo el 30% ofrece opciones de auto-pago, donde los usuarios pueden escanear y pagar por sí solos.

Mención especial para el pago sin contacto. Este método está muy bien valorado por los usuarios españoles (el 80% se siente cómodo), mientras que, en el caso de las compras online, el pago con un solo clic es de gran importancia para los usuarios, asegurando que incrementaría significativamente su lealtad con el comercio.